top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Seguridad Vial basada en datos, Ford busca reducir accidentes

Según la Organización Mundial De La Salud, cada año más de 1,3 millones de personas mueren en las carreteras de todo el mundo, alrededor de 3,700 cada día, y las lesiones en carretera son la octava causa de muerte a nivel mundial.

Además del impacto humano, los accidentes también tienen importantes consecuencias financieras. El Departamento de Transporte del Reino Unido estima que el costo económico anual de los incidentes en las carreteras supera los 35.000 millones de euros.

Un consorcio liderado por Ford está desarrollando una innovadora herramienta de seguridad vial que, utilizando datos de vehículos conectados y sensores inteligentes de carretera, podría ayudar a que los trayectos urbanos sean más seguros y fáciles.

Seguridad vial basada en datos

Esta herramienta analizará la información de vehículos conectados, sensores inteligentes de carretera y datos de las autoridades locales para predecir las ubicaciones probables y las posibles causas de los posibles puntos conflictivos de seguridad vial. Los conocimientos adquiridos permitirán a las ciudades adoptar medidas preventivas para hacer frente a las carreteras y cruces que plantean los mayores riesgos para los usuarios.

Pronto cada nuevo vehículo será un vehículo conectado, y vemos esto como una oportunidad para reducir los accidentes de tráfico y salvar vidas de manera significativa” Jon Scott, jefe de proyecto de City Insights, Ford Mobility Europa.

Para desarrollar esta tecnología, Ford está trabajando con socios que incluyen el Consejo del Condado de Oxfordshire, los especialistas en sensores de AI Vivacity Labs, y los principales académicos del Centro de Investigación de Seguridad en el Transporte de la Universidad de Loughborough, con el apoyo de Transport for London.

El objetivo es convertir la herramienta en una solución que pueda beneficiar a las ciudades y a los usuarios de las carreteras de todo el mundo. La iniciativa ha recibido el apoyo financiero de Innovate UK, el fondo de innovación respaldado por el gobierno británico.

Ford ha llevado a cabo una extensa investigación sobre las posibilidades de los vehículos conectados y el análisis predictivo para ayudar a mejorar la seguridad vial. 700 vehículos comerciales se conectarán voluntariamente en Oxfordshire y Londres como parte de un proyecto de 18 meses de duración que comienza este verano.

Los datos telemáticos detallados de la flota de vehículos – como el uso del pedal del freno o del acelerador y el ángulo del volante – se analizarán junto con la información de hasta 25 sensores inteligentes adicionales que serán proporcionados en Oxfordshire por Vivacity Labs, especialista en la captura y clasificación del tráfico, lo que elevará el número total en uso a 100.

Los sensores de carretera de Vivacity emplean algoritmos de aprendizaje automático, para detectar incidentes de proximidad y son capaces de analizar los patrones de movimiento de usuarios vulnerables de la carretera como ciclistas y peatones, así como de vehículos no conectados.

Todos los datos compartidos por los sensores son anonimizados y las imágenes de vídeo se descartan en la fuente, lo que permite que las carreteras sean más seguras sin invadir la privacidad.

Los expertos del Centro de Investigación sobre Seguridad del Transporte de la Universidad de Loughborough, dirigidos por Ruth Welsh, profesora titular de Seguridad del Tráfico y el equipo de análisis y comprensión de datos mundiales de la Ford analizarán los datos de los conductores y los vehículos. Mientras, que el Consejo del Condado de Oxfordshire se centrará en la forma en que las fuentes de datos proporcionadas por las autoridades locales, combinadas con la herramienta de predicción, pueden mejorar la seguridad vial para todos los usuarios.

Los datos y el análisis se utilizarán para seguir probando y desarrollando el algoritmo y la herramienta digital de seguridad vial en un producto comercial escalable que beneficie a las ciudades y a los ciudadanos de todo el mundo.

El proyecto se lleva a cabo tras dos pruebas exitosas realizadas en Londres, en las que analistas y científicos de datos de Ford Mobility tomaron muestras de más de 1 millón y medio de kilómetros de conducción de vehículos conectados para identificar, analizar y proporcionar una orientación detallada sobre la mejora de la seguridad, a las autoridades locales en varios puntos conflictivos de seguridad vial en Greater London.

0 comentarios

Comments


bottom of page