top of page
  • Foto del escritorMario Andrés Muñoz

Tres siniestros de buses en menos de un mes enciende las alarmas

Actualizado: 12 feb




Algo anda mal con los buses en Panamá. Caen a un precipicio, se vuelcan o se incendian. Al menos es lo que ha ocurrido en el último mes generando la indignación y la preocupación de los ciudadanos.


Se presume que el último caso registrado este martes siete de marzo en el Corredor Sur a la altura de Punta Pacífica y que dejó 33 heridos (15 en estado crítico), fue por exceso de velocidad, según los primeros informes.


Aquí ha faltado carácter. Los buses en mal estado y que manejan irresponsablemente hace TIEMPO deben estar fuera de circulación. La ATTT debe ser contundente. Suficiente de lamentar sucesos, empecemos a actuar en prevención. — Juan Diego Vásquez (@JDVasquezGut) March 8, 2023

En una imagen dantesca, los pasajeros salían desesperados y golpeados del bus de la ruta de Chepo, de acuerdo con los videos que circularon en redes sociales.


La Empresa Nacional de Autopista tomó la decisión de cerrar la circulación de vehículos en el corredor en dirección a Paitilla por el accidente vehicular, además de utilizar otras salidas.



Los “diablos rojos” fueron reemplazados por el nuevo sistema de transporte público urbano, el llamado “Metrobus”  desde el 26 de marzo del 2010, sin embargo, la transformación no abarcó a todas las rutas.


Las autoridades no se han pronunciado sobre el siniestro, pero se dio a conocer que el conductor del bus contaba con licencia vigente y la póliza actualizada correspondiente.


Otros casos


Hace una semana, un bus que circulaba con un total de 57 inmigrantes ilegales por la vía Interamericana se incendió sin dejar heridos ni víctimas fatales. Se desconocen las razones de ese siniestro.


El caso más grave fue el ocurrido el 15 de febrero en Gualaca, una de las más graves tragedias viales ocurridas en el país, que dejó más de 40 personas fallecidas, entre adultos y niños inmigrantes, además del conductor.


A tres semanas de ocurrido el siniestro se desconocen las causas. La explicación dada por los responsables no aclara del todo los hechos. Se debió sólo a una mala maniobra. Un bus que se salió de la vía y cae a un precipicio desatando el horror.


La velocidad crítica en curva sería el factor principal del hecho, de acuerdo con una inspección independiente de la Asociación Nacional de Peritos en Tránsito Terrestre de Panamá. El factor humano habría sido determinante.


Hace falta mayor supervisión, exigir límites de velocidad y verificar cuántas horas están manejando los conductores (especialmente en el traslado entre una frontera y otra del país).


En el caso de Gualaca, quedan dudas adicionales sobre la circulación en horarios nocturnos, las jornadas prolongadas y el exceso en la cantidad de pasajeros (incluso dormidos en el pasillo). ¿Los conductores darienitas conocen bien la ruta y las calles de Chiriquí?

El caso de este martes encendió las alarmas, provocó muchas reacciones en redes sociales y ha dejado al descubierto la poca acción de las autoridades. Se debe hacer un mayor esfuerzo para prevenir casos similares o más graves.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page