top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Llega el nuevo Audi R8 V10 Performance RWD 2021 con 570 HP

Audi Sport GmbH renovó el modelo de entrada a al gama de su superdeportivo, bajo el nombre de R8 V10 performance RWD, disponible en versiones Coupé o Spyder, recibirá un aumento de potencia de 30 caballos y 19 Nm de torque en su motor atmosférico de 10 cilindros en V. Este deportivo de propulsión trasera con su motor central de 570 HP y nuevos elementos destacados como los asientos tipo butaca, una nueva configuración para la dirección, los estabilizadores CFK y los discos de freno cerámicos, buscan aumentar el placer de manejo, mientras que con un precio más bajo, busca ser una alternativa “accesible” al Audi R8 V10 Performance quattro.

Este deportivo con motor central acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 329 km/h. El corazón del nuevo R8 es el motor V10 FSI atmosférico de 5.2 litros, que entrega una potencia de 570 caballos con un torque máximo de 550 Nm, que se distribuye a las ruedas traseras a través del cambio S tronic de siete velocidades.

Un diferencial mecánico de deslizamiento limitado (LSD) distribuye el par de forma ideal en función de la situación de conducción, garantizando una tracción óptima incluso cuando el asfalto está mojado. Como en todos los R8 la carrocería está construida en aluminio siguiendo el principio de diseño Audi Space Frame (ASF), con grandes elementos realizados en material plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). De este modo, la versión Coupé del R8 V10 performance RWD pesa sólo 1.590 kg mientras el Spyder solo llega a 1.695 kg.




La suspensión y la dinámica de conducción están adaptadas específicamente para la tracción trasera. Cuando se activa el modo deportivo del control electrónico de estabilización (ESC), la configuración de los sistemas de control permite realizar derrapes controlados.

La dirección asistida electromecánica proporciona un estrecho contacto con la carretera. La dirección dinámica, disponible por primera vez para el R8 de tracción trasera, ofrece una respuesta aún más precisa. Esto hace que la conducción sea más ágil en carreteras con curvas cerradas o al girar, gracias a una dirección más directa. También aumenta el confort al facilitar las maniobras, por ejemplo, al estacionarse.

La suspensión deportiva RWD cuenta con un esquema de dobles trapecios configurado especialmente para el sistema de tracción trasera, además de un bloqueo de diferencial pasivo.

El diseño deportivo se inspira en sus hermanos GT4. Entre los elementos que lo caracterizan destaca la amplia y plana parrilla de la parrilla Singleframe en negro mate con un emblema R8 flanqueado por grandes tomas de aire, el splitter delantero y la rejilla de salida de aire trasera, así como los tubos de escape ovalados. La hendidura bajo el capó delantero recuerda al legendario Audi Sport quattro. El nuevo R8 está disponible con diez opciones de color para la carrocería. Uno de ellos es el azul Ascari metalizado, que hasta ahora sólo estaba disponible para el R8 V10 performance quattro. El paquete de diseño “R8 performance” cuenta con un interior con cuero y Alcantara en color negro, costuras de contraste en azul Mercato e incrustaciones decorativas de carbono.

El R8 V10 performance RWD se fabrica, en gran parte de forma artesanal, en la factoría Böllinger Höfe en la sede de Audi en Neckarsulm, Alemania, donde también se produce el LMS GT4 de competición que deriva del modelo de serie, y con el que comparte aproximadamente un 60 por ciento de las piezas. Las instalaciones en las que se ensambla el coche deportivo cuentan con cerca de 40,000 metros cuadrados de superficie y hasta 1,000 empleados altamente cualificados.

0 comentarios

Comments


bottom of page