top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

LatinNCAP: Hyundai Accent y Great Wall Wingle 5 se quedan sin estrellas

LatinNCAP sigue dejando en evidencia la poca seguridad de los autos comercializados en la región, un claro reflejo de una tendencia generalizada de la industria de ofrecer en Latinoamérica autos con un bajo nivel de seguridad comparado con el resto del mundo.

En su ciclo más reciente de pruebas, el organismo ha puesto a pruebas al nuevo Hyundai Accent y el ‘pick-up’ chino Great Wall Wingle 5, en ambos casos, con una calificación de cero estrellas y de forma alarmante, el Great Wall alcanzó una calificación de 0.0% en protección infantil.

Este es el informe final publicado por el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe.

Informe de Resultados del Hyundai Accent


El Nuevo Hyundai Accent, fabricado en India y México, equipado con una bolsa de aire frontal como equipamiento estándar y sin Control Electrónico de Estabilidad (ESC) estándar, obtuvo cero estrellas.

El compacto sedán alcanzó 9.23% en Protección Ocupante Adulto, 12.68% en Protección Ocupante Infantil, 53.11% en Protección a Peatones y Usuarios Vulnerables de las Vías y 6.98% en Sistemas de Asistencia a la Seguridad.

El Hyundai Accent fue evaluado en impacto frontal, impacto lateral, latigazo cervical (whiplash) y protección a peatones. El modelo mostró un desempeño pobre en el impacto frontal con el pecho rojo para el acompañante adulto lo que redujo a cero puntos en esta prueba y una protección de impacto lateral marginal a buena para la protección de adultos.




En la prueba de impacto lateral de poste obtuvo cero puntos dado que no pudo realizarse porque el modelo no ofrece protección lateral de cabeza como equipamiento estándar. El test de latigazo cervical mostró protección marginal. La estructura del habitáculo y el área de los pies fueron consideradas como estable. La Protección Ocupante Infantil fue pobre porque Hyundai se negó a recomendar los Sistemas de Retención Infantil (SRI) para las pruebas.

La Protección a Peatones en general fue marginal a débil para la cabeza, buena para la pierna superior y débil a adecuada para la pierna inferior, el vehículo no ofrece Frenado Autónomo de Emergencia para Usuarios Vulnerables de las Vías para compensar la protección a peatones descrita anteriormente, mitigar o eventualmente prevenir el contacto con peatones.

De Sistemas de Asistencia a la Seguridad, solo obtuvo puntos por el Sistema de Aviso de Cinturón de Seguridad (SBR). El vehículo no ofrece ESC estándar ni otras tecnologías relevantes.

La versión con dos bolsas de aire frontales hubiera obtenido el mismo nivel de estrellas por la no recomendación de SRI por parte de la marca, la falta de airbags laterales de cabeza estándar y la falta del ESC estándar. Latin NCAP sugirió a Hyundai evaluar voluntariamente versiones mejor equipadas para mostrar a los consumidores los beneficios de más equipamientos de seguridad, pero el fabricante se negó.

Informe de Resultados del Great Wall Wingle 5


El Great Wall Wingle 5, fabricado en China, con dos bolsas de aire frontales como equipamiento estándar y sin Control Electrónico de Estabilidad (ESC) estándar, obtuvo cero estrellas. La popular pick up alcanzó 9.31% en Protección Ocupante Adulto, 0.00% en Protección Ocupante Infantil, 19.48% en Protección a Peatones y Usuarios Vulnerables de las Vías y 0.00% en Sistemas de Asistencia a la Seguridad.

El Wingle 5 fue evaluado en impacto frontal, impacto lateral, latigazo cervical (whiplash) y protección a peatones. El modelo mostró un desempeño pobre en el impacto frontal con la cabeza, el cuello y el pecho de color rojo para el conductor y el pecho rojo para el acompañante lo que muestra un alta probabilidad de lesiones de riesgo de vida para ambos ocupantes adultos lo que derivó en cero puntos en esta prueba. En el impacto lateral obtuvo protección adecuada a buena para el adulto, sin embargo, la estructura tuvo una alta intrusión durante el choque.

En la prueba de impacto lateral de poste obtuvo cero puntos dado que no pudo realizarse porque el modelo no ofrece protección lateral de cabeza como equipamiento estándar. El test de latigazo cervical mostró protección pobre. La estructura del habitáculo y el área de los pies fueron consideradas como inestables.




La protección a los ocupantes infantiles fue pobre y obtuvo cero puntos porque GWM se negó a recomendar los Sistemas de Retención Infantil (SRI) para las pruebas y, además, tiene como estándar un cinturón de dos puntas en la posición del asiento trasero central.

La Protección a Peatones fue pobre a débil para la cabeza, buena para la pierna superior y débil a adecuada para la pierna inferior, el vehículo no ofrece Frenado Autónomo de Emergencia para Usuarios Vulnerables de las Vías para compensar la protección a peatones descrita anteriormente, mitigar o eventualmente prevenir el contacto con peatones. De Sistemas de Asistencia a la Seguridad obtuvo cero puntos dado que el vehículo no ofrece ESC estándar ni otras tecnologías relevantes, ni Aviso de Cinturón de Seguridad (SBR).

Latin NCAP siempre se contacta con todos los fabricantes antes de realizar las pruebas invitándolos a participar de las mismas y los fabricantes se involucran en el proceso, Latin NCAP informó a Great Wall Motors sobre la prueba del Wingle 5 pero el fabricante no respondió ni intentó comunicarse con Latin NCAP.

El Hyundai Tucson al igual que el Kia Sportage de la generación saliente también fracasaron en las últimas pruebas de LatinNCAP, pero dado que son modelos que ya no se comercializan los trataremos en una nota aparte.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page