top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Bentley crea una rueda de carbono de 22″ para el Bentayga

Después de años de desarrollo con uno de los principales proveedores de compuestos del mundo, Bentley anunció el pasado 26 de julio una nueva rueda de 22″ de fibra de carbono desarrollada específicamente para el Bentayga. Esta rueda de carbono fue diseñada junto con Bucci Composites, el líder en diseño, industrialización y fabricación de componentes estructurales y estéticos de material compuesto para los sectores de automoción, aeroespacial, industrial y marino.

Será la rueda de fibra de carbono más grande en producción en el mundo y ofrece una amplia gama de beneficios que van más allá de lograr un ahorro de peso de 6 kg por rueda, sino que también ofrece una mayor resistencia y rigidez. Además de ser capaz de combinar un rendimiento extremo con un aspecto deportivo y llamativo. Es un 40% más ligera que las llantas de aleación equivalentes, lo que garantiza una mejora del rendimiento en términos de aceleración, frenado y manejo.

La principal innovación, radica en la introducción en el proceso de fabricación, de conceptos innovadores (patentados) combinados con una nueva tecnología de moldeo por transferencia de resina de alta presión HP-RTM (High Pressure Resin Transfer Moulding). La mezcla de alta presión y la inyección de resina aumenta la velocidad de curado del proceso RTM tradicional, donde la presión es un factor clave. Esto se debe a que en el RTM por lo general se utilizan presiones de 10-20 bar, mientras que la HP-RTM alcanza los 150 bar en el cabezal de inyección y los 30-120 bar en el molde, por lo que se duplica la inyección y la velocidad de curado.

Los materiales y parámetros de producción fueron estudiados cuidadosamente por el equipo de I+D de Bucci Composites para garantizar la repetibilidad y calidad del producto. La optimización de este proceso y la utilización de un alto nivel de tecnología contribuyen a reducir considerablemente los costes de producción, sin dejar de cumplir con las tasas de producción exigidas por la industria automotriz.

Esta rueda ha sido sometida a las pruebas excepcionalmente rigurosas para ruedas no metálicas de acuerdo con las nuevas (Technischer Überwachungs-Verein – Asociación de Inspección Técnica), estas incluyen pruebas de esfuerzo biaxial, de impacto radial y lateral para simular baches y adoquines, sobrepresión de neumáticos y de par que exceden los límites permitidos.

Una de las pruebas más severas de las normas TÜV, es la de impacto, en la que después de un impacto que puede romper una rueda de aluminio, que hace que el neumático colapse explosivamente, la llanta de carbono ha demostrado que tiene un borde extremadamente seguro, ya que genera una deflación lenta de los neumáticos gracias a la estratificación inteligente de tejidos de fibra de carbono, lo que permite al vehículo hacer una parada controlada y segura, y se convierte así en la primera rueda de carbono jamás producida que logra pasar todas las pruebas TÜV.

Para la etapa final, la rueda se puso a prueba en una de las pistas más famosas del mundo, el circuito Nürburgring Nordschleife. Las organizaciones certificadoras alemanas tratan de prevenir los peligros de todo tipo que provienen de la fabricación y los diversos mecanismos que componen los autos y que pueden afectar a los seres humanos y el medio ambiente. Estas consultoras, examinan, la fábricas, motores, instalaciones eléctricas y muchos otros sistemas. No existe ningún vehículo alemán que pueda rodar en carreteras públicas sin un certificado TÜV o Dekra, su principal competidora.

Este excesivo control y la cantidad de pruebas realizadas para mejorar la calidad conducen a una serie de beneficios fundamentales de los que se beneficiará el SUV de lujo de la firma británica.

  1. Mayor seguridad : cuando la llanta recibe un alto impacto, el tejido se separa dejando aberturas para permitir la pérdida gradual de aire en lugar de una deflación instantánea como una llanta de aluminio.

  2. Mayor agilidad de dirección : el ahorro de peso de 6 kg y la alta rigidez que ofrecen las propiedades de la fibra de carbono significan una plataforma de dirección más estable y consistente. En comparación, una llanta de aluminio forjado puede perder hasta cierto grado de comba debido a la flexión de la rueda, lo que reduce el agarre y la agilidad.

  3. Frenada mejorada y más sensible gracias a la disminución de la masa no suspendida.

  4. Reducción del desgaste de los neumáticos dado que la llanta de carbono más rígida no sufre de la misma cantidad de flexión, permite una mayor estabilidad de los neumáticos y un parche de contacto más consistente gracias a una superficie de soporte de neumáticos más grande.

Esta colaboración con este importante proveedor de compuestos subraya el principio clave de Bentley Mulliner a la hora de ofrecer a los clientes de Bentley características nuevas y únicas. La rueda de carbono de 22″ es el complemento perfecto para los productos de fibra de carbono que ofrece el catalogo de Bentley para el Bentayga. La nueva rueda estará disponible para pedidos a finales de 2021.}

0 comentarios

Comments


bottom of page