top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

ABT transforma al Audi RS6 en el Johann Abt Signature Edition

Para celebrar el 125 aniversario de la compañía alemana de tuning, ABT-Sportsline presenta su vehículo de carretera más exclusivo hasta la fecha. Han dedicado la obra más exclusiva de su historia al fundador de la compañía Johann Abt. Se trata de una nueva y estratosférica preparación del Audi RS6 Avant, al que han bautizado como Johann Abt Signature Edition.

El Johann Abt Signature comprende una serie limitada de solo 64 automóviles que utilizan el Audi RS6 Avant como plataforma, del que construirán uno por cada año de vida del legendario herrero bávaro. El negocio familiar de los Abt comenzó como un pequeño taller creado en 1896 y que a día de hoy se ha convertido en el mayor especialista en piezas de repuesto y alto rendimiento del mundo para Audi y VW, siendo esta una de las firmas de referencia en el continente europeo.

“Un mecánico de automovilismo será responsable de la conversión de cada unidS, un evento único y excepcional. Un hombre, un vehículo, de principio a fin. Seis AUTOS al mes serán construidos a mano.”Hans-Jürgen Abt, CEO ABT Sportsline GmbH.

ABT ya ha metido mano a los RS6 Avant, recordando que el año pasado desvelaron el RS6-R del cual se fabricaran 125 unidades de las cuales todas están vendidas. Esta nueva preparación del familiar más grande de la firma de los cuatro aros lo supera en todo, siendo mucho más potente y exclusivo que su antecesor, aunque esta, no es ni de cerca la preparación más radical de este modelo, ya que ese titulo lo tienen MTM con su RS6 de 1,000 hp y Wheelsandmore que lo llevaron hasta los 1010 hp.

Esta es una pieza de historia insustituible, cada uno de los 64 ejemplares contiene una cápsula fabricada de aluminio anodizado negro mate, dentro de la cual habrá un fragmento del yunque original que utilizó Johann Abt durante los inicios de la compañía, acompañado por diferentes detalles que lo identifican con su apellido, además de que cuenta con una placa retroiluminada que indica el número de cada unidad y el año de fundación de ABT.

ABT señala que cada una de las 64 unidades se construirán artesanalmente y que cada mes unas seis verán la luz. Dentro del compartimento del motor nos encontramos con el conocido V8 twinturbo de 4.0 litros, que en esta ocasión pasa de los 600 hp y 800 Nm de fabrica a rendir 800 hp (589 kW) y 980 Nm de torque, que según ABT puede llegar a alcanzar picos de 1000 Nm.



La inyección de mayor potencia viene de la mano de nuevos turbos desarrollados por el preparador y una nueva ECU ABT Engine Control (AEC), además se suman unos intercoolers de mayor tamaños y un sistema de refrigeración de aceite adicional. El chasis también se ha reforzado con una suspensión ajustable y barras estabilizadoras que minimizan el balanceo y la inclinación. El sistema de escape se reemplazó por uno ABT de alto rendimiento, con cuatro salidas de escape 102 mm de acero inoxidable en negro mate.

Junto al AEC y haciendo su debut en el Johann Abt Signature, la nueva aplicación ABT muestra parámetros en vivo, como el aumento actual del rendimiento, el par adicional y una gama de datos del motor. Tres modos de conducción diferentes ECO, POWER y RACE que controlan la intensidad de mejora del rendimiento y pueden adaptarse a un combustible de menor octanaje a corto plazo.

En el exterior han querido resaltar su estilo, haciéndolo más aerodinámico y agresivo con el kit Signature Carbon Red que añade nuevas defensas frontales, con entradas de aire más grandes y un labio frontal sobredimensionado. El kit también incluye side skirts laterales, un alerón de mayor tamaño y un difusor trasero más deportivo, todos los elementos son fabricados en fibra de carbono para no exceder el peso y se han optimizados en el túnel del viento de ABT.

Afirman que han ganado 150 kilos de carga aerodinámica adicional en el eje trasero, para acompañar estas mejoras y darle una mejor postura han colocado unas llantas de 22 pulgadas que pesan 3,5 kg menos que las de serie. Su rendimiento fue medido en la pista de alta velocidad de Papenburg, Baja Sajonia, donde registró una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,91 segundos, 0,69 segundos más rápido que un RS6 estándar.

Además puede acelerar desde parado hasta los 200 km/h en 9,79 segundos, tardando en alcanzar 300 km/h desde cero 28,35 segundos, definitivamente una mejora significativa que reduce en más de 20 segundos el tiempo que hace el modelo de producción, su velocidad máxima se ha fijado en los 330 km/h. Su precio no se reveló de momento, pero seguro será mas que los $363,000 de su antecesor, el RS6-R.






0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page