top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

NISMO le da nueva vida a los Nissan Skyline GT-R

Con el pasar del tiempo, algunos fabricantes, como Ferrari, Aston Martin o Porsche apuestan por devolver a la vida algunos de sus modelos más emblemáticos. Siguiendo ese ejemplo, marcas más comerciales como, Mercedes-Benz, Mazda y Peugeot, ofrecen programas de restauración sus clientes. Es así como Nissan Motorsport, mejor conocida como NISMO, división deportiva de Nissan, decide lanzar su programa de restauración, en principio para el Skyline GT-R R32, luego para los demás miembros de la familia Skyline GT-R. En 2019 NISMO comenzó a fabricar nuevamente fabricar el mítico motor de 6 cilindros en línea con doble turbo RB26DETT, así como una cantidad de piezas originales para el R32. El siguiente paso para NISMO era obvio una restauración completa.

Objetivo del programa de restauración

Utilizar la gran experiencia y los recursos con los que cuenta la división de automovilismo deportivo, de Nissan, haciendo uso de sus diversos métodos, técnicas, equipos e instalaciones, para dejar un auto como el Skyline GT-R, cuyo valor se ha disparado a nivel mundial, en las mejores condiciones para el disfrute de las generaciones futuras. El vehículo se restablece según el concepto recién definido por NISMO, en el que se realiza la restauración para mostrar “rendimiento de forma visible“, incluyendo carrocería, chasis y motor. Como prueba de los trabajos de restauración, se adjuntará un sello de “automóvil restaurado por Nismo” y una placa especial con un número de serie que lo indica.

Todo empieza cuando desmontan por completo el vehículo y dejan su chasis monocasco al descubierto. Este proceso se realiza para eliminar cualquier rastro de posible corrosión. Se miden las dimensiones del bastidor con precisión utilizando un sistema de medición 3D, se mide la rigidez torsional del chasis de acuerdo con los estándares. Este es el proceso más importante de restauración para NISMO. La medición determina el rendimiento del chasis, reparado de forma óptima. Los paneles de la carrocería se reparan para corregir la rigidez estructural reducida a causa del envejecimiento. Los valores se comprueban en varios puntos de medición para ver si hay alguna diferencia en el equilibrio, si se garantiza el valor de rigidez y si el cuerpo presenta la flexibilidad adecuada.

El trabajo en la carrocería implica, la eliminación del sellado endurecido debido al deterioro, por el pasar de los años y el pulido del recubrimiento de las piezas chapadas. Después de un proceso de desengrasado, se vuelve a aplicar el sellado, y se aplica un recubrimiento electroestático, seguido pasa a un horno, para luego aplicar la masilla. El auto pasa al proceso final, un baño anticorrosión para luego pintar auto, en el color original o el que desee el cliente.

El mítico bloque RB26DETT

La fabricación de motores es, la especialidad de NISMO, el nivel de precisión de esta restauración será superior al de un auto de serie. NISMO ofrece un paquete de opciones, en el que el cliente puede optar por una restauración de serie o por un motor preparado. Los mecánicos desmontan el motor por completo, para comprobar las dimensiones y el peso de cada pieza móvil, todo lo que tenga que ser mecanizado o rectificado si es necesario, se hará.

Se realizan pruebas al motor, en condiciones de carga alta y baja, para comprobar si hay problemas en el control de cada pieza eléctrica, se revisa si hay fugas en las líneas de refrigeración e hidráulicas. Una vez completados estos preparativos, se realiza una prueba de impulso, seguida de pruebas de rendimiento a de acuerdo con las especificaciones del fabricante. Sólo los motores que satisfacen adecuadamente el rendimiento requerido, se entregan al proceso final de armado del motor.

Rendimiento de manera visible

Con el fin de mostrar el rendimiento de una manera visible, el trabajo de reparación implica resaltar las características distintivas de NISMO, en los interiores proponen una tapicería utilizando los tejidos utilizados en el Nissan GT-R (R35) para todas las piezas. El cliente puede solicitar una reparación de pintura de las piezas de plástico, o si desea mantener el auto original, sólo se reparan las piezas mediante una limpieza. Las piezas eléctricas se sustituyen por unas del catálogo de “NISMO Heritage Parts“. Se realizan comprobaciones a la ECU y una limpieza. Incluso los arneses y acopladores pueden ser reemplazados dependiendo del grado de deterioro.


Una vez completadas todas las reparaciones, se mide y comprueba si hay defectos, utilizando un dinamómetro de chasis acoplado directamente al eje del vehículo. para completar el proceso, se pasa a la prueba de conducción para ver el funcionamiento de la transmisión, el sistema de tracción y la suspensión, una vez terminada se verifican todos los datos y se entrega el vehículo al cliente. El único aspecto del auto donde no es original, es en el interior, debido a que Japón tiene una ley que obliga a utilizar materiales más resistentes al fuego de lo que eran los materiales en los años 80. Cada vehículo restaurado tiene una garantía de 1 año o 20,000 km. Este servicio se ofrece exclusivamente en Japón.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page