top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Rolls Royce Boat Tail, lujo y exclusividad, por 28 millones de dólares

En el Año 2017 Rolls-Royce presentaba uno de los autos más caros del mundo, se trataba del Rolls Royce Sweptail cargado de lujo y excentricidad, pues era un pedido especial hecho por un cliente en el año 2013, se sabe que solo se fabricó una sola unidad de este costoso modelo que tenia un precio superior a los 10 millones de dólares.

Ahora Rolls Royce nuevamente ha escuchado a sus clientes más cercanos, los cuales han expresado su deseo de ir un paso más allá en su relación con la marca. La firma británica ha respondido con una de sus creaciones más ambiciosas en los últimos años, el Rolls-Royce Boat Tail, un auto con un nivel lujo desmedido, que sobrepasa los estándares de calidad y extrema atención a los detalles .

La división Coachbuild de la marca fue la encargada de hacer realidad este pedido especial realizado ordenando por tres clientes muy cercanos a la marca. Este departamento, se encarga de establecer una estrecha relación con los clientes en la que les permite presentar sus propuestas de diseño, funcionalidad y exclusividad del auto que les gustaría que la marca les construya, obviamente esto va de la mano con la cantidad de dinero que el futuro propietario pueda aportar.

“Este es un auténtico lujo. Este es el mecenazgo contemporáneo en su forma más verdadera. Esto es Rolls-Royce Coachbuild.”Torsten Müller-Ötvös, Director Ejecutivo de Rolls-Royce.

Como resultado de esta colaboración nace lo que vemos aquí, el Rolls Royce Boat Tail, el cual se tardó cerca de cuatro años en concretarse. Durante el tiempo de desarrollo, el modelo pasó por diferentes etapas, que iban desde el proceso de simulación por computadora que se utilizó para crear un tipo chasis lo suficientemente fuerte para soportar el lujoso equipamiento que presentaba el diseño, el trabajo de carrocería hecho a mano, además de un impecable trabajo de pintura que se puede observar en todo el auto.

Inspirado en el concepto náutico, el cual no solo se queda en el nombre, sino que se puede ver como todo va de acuerdo a este, con diseño de líneas alargadas en el contorno de la carrocería, la posición de los pilares A, el diseño los lámparas frontales, la parrilla que integra una pieza horizontal que conecta los dos grupos ópticos, el acabado de los rines, molduras o el lujoso techo extraíble. Como se puede ver Rolls Royce ha querido representar la náutica a profundidad, ya que, más bien parece un lujoso yate sobre ruedas, que un auto.

La parte trasera en donde se aprecia una mayor conexión con el mundo de los yates y la navegación de lujo, se aprecia el uso de paneles de madera en la cubierta trasera, debajo de los cuales se encuentran dos espacios para equipaje. Destacan también detalles como la iluminación trasera a medida o el uso de materiales para disfrazar las formas del Phantom. Los elementos hechos a medida continúan con el techo compuesto por tela y una parte superior de fibra de carbono, si bien este no tiene la capacidad de plegarse y guardarse de manera automática, tiene un dosel temporal que se puede instalar en caso de lluvia.



Otro detalle interesante que resalta a la vista son los diferentes efectos que la pintura puede producir de acuerdo al tipo de luz bajo la que el Boat Tail esté expuesto. Es algo que verdaderamente logra captar toda la atención de quien lo esté observando, sin dejar de mencionar el sofisticado sistema de apertura en la cajuela, inspirado en las alas de una mariposa, el que revela el espacio de carga que, en este caso es para refrigerar las botellas de champán, junto con un par de taburetes de fibra de carbono y una sombrilla que completan el paquete.

La idea principal nace de la mente de tres clientes a los que se les ocurrió algo muy poco habitual, crear un coche descapotable con una parte trasera que imitara la popa de un yate, y que ofreciera un espacio albergar elementos que van de la mano con el extravagante pedido, como el champán y su mejor vajilla.

Los clientes estuvieron personalmente involucrados en cada paso del proceso creativo y de ingeniería, en los cuales se logró traducir cuidadosamente todas las cualidades en los elementos con los que los clientes deseaban impregnar su diseño.



Derivado del Rolls Royce Phantom Drophead, este es el segundo one off que presenta la marca inglesa con 5,8 metros de largo, se ha hecho un trabajo de carrocería desde cero y no comparte ningún elemento con el Phantom estándar. Rolls Royce no ha indicado qué motor empleará para mover este opulento y pesado Rolls-Royce Boat Tail, pero es de esperar que se recurra a una mecánica bastante similar a la empleada en el Phantom, con motor V12 biturbo de 6.7 litros que entrega unos 563 hp que teniendo en cuenta la exclusividad de este modelo, podría incluir un incremento de la potencia.

Torsten Müller-Ötvös, director ejecutivo de Rolls-Royce destaca que la idea del Boat Tail va mucho más allá que ser un simple medio de transporte. Se trata de una ambición realizada con una notable cohorte de mujeres y hombres que empoderaron a la marca para crear un concepto de alcance extraordinario en el que Coachbuild proporciona la libertad para ir más allá de las restricciones habituales.

Se diseñaron y fabricaron una mil 812 piezas a medida para poder completar este encargo, con elementos como la carrocería pasando por un proceso de refinamiento de arcilla completo antes de ser reproducidos en el aluminio final. Como sabemos la exclusividad tiene un alto precio y en el caso de Rolls-Royce Boat Tail se anuncia un precio exorbitante de 28 millones de dólares, convirtiéndolo así, en el auto más caro del mundo.


0 comentarios

Comments


bottom of page