top of page
  • Foto del escritorMario Andrés Muñoz

Operativos contra las reuniones de la comunidad 'racing'

Son acciones policiales ya recurrentes. Por segunda vez en estas últimas semanas, se registró un operativo en contra de los aficionados a los autos. Para la autoridad se trata de citas clandestinas, aunque para ellos es una reunión donde comparten la pasión por la velocidad.



La mayoría son jóvenes, ponen a rugir sus motores mostrando potencia y pasión por los vehículos. El entusiasmo lleva a acelerar. Muchas máquinas son personalizadas, tienen poder y estilo. Sin embargo, generan molestias que provocan quejas y la Policía señala que tienen conductas que infringen la Ley.


Este jueves 25 de abril fue el más reciente operativo contra esta verdadera "subcultura" en torno al automóvil. Los propietarios de los vehículos se reunieron en Cista Costera y fueron sorprendidos por agentes del tránsito, quienes pusieron fin a la reunión.


La semana anterior arrestaron a los organizadores de un "Jueves racing" en el Discovery de vía Ricardo J. Alfaro. El evento con el permiso respectivo fue interrumpido de forma abrupta cuando agentes de la Policía Nacional irrumpieron, utilizando gases lacrimógenos y procediendo a detener a los organizadores. Para muchos, se trata de la prueba de que hay dificultades para hallar espacios seguros y legales para el racing en el país. Los organizadores no se esperaban tanta asistencia y buscar un espacio más grande.


¿Qué temas hablan los asistentes? La reciente inauguración del autódromo, la velocidad y la ingeniería automotriz, en general. Se habla de modificaciones, consejos sobre mantenimiento y las últimas innovaciones en tecnología de motores.


Esas pláticas no son un problema, La Dirección de Operaciones del Tránsito de la Policía Nacional señala que la reunión en Cinta Costera en sí fue "ilegal", clandestina y no cuenta con el permiso municipal.





La Policía Nacional señala que han tomado "medidas enérgicas" contra estos conductores por un conjunto de razones, que van desde exceso de ruido, beber alcohol y, la misma reunión de decenas de autos debe contar con autorizaciones.


El incidente tuvo lugar en los estacionamientos a un costado del Hotel Miramar. Al llamar la atención los agentes policiales acudieron y decidieron verificar varios conductores. según explica el Subcomisionado Luis Hernández, director Nacional de Operaciones de Tránsito.

 

Los conductores estarían incumpliendo el Decreto 281 del 15 de diciembre de 2017 "por el cual se reglamenta la administración, uso, mantenimiento y aprovechamiento del parque urbano lineal costero, denominado costera".


También se persigue el uso de luces no adecuadas y realizar modificaciones a sus autos. Por esos motivos fueron llevados ante la Casa de Justicia y Paz, para hacer frente a la situación y a las consecuencias legales "por violar las regulaciones de seguridad y salud pública".


Un aficionado, Mario Alonso Biggs dijo que esto es una costumbre, casi una tradición de reunirse en torno a los automóviles. "En los 80s/90s lo hacíamos en Dos Mares y los fines de semana en Veracruz y El Causeway, ahora tienen regatas. Es muy mala práctica también, porque no se practica el conductor designado y es un riesgo estar de pasajero con un conductor borracho".


Para Irwin Pérez, otro aficionado, se trata de una actividad que no es dañina, no es organizada ni afecta a nadie. Es un grupo de amigos que se reúne a conversar. ¿Por qué debes sacar un permiso y pagar impuestos por hacer eso?, se pregunta.












0 comentarios

Comments


bottom of page