top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

El Glickenhaus 004S pasa la prueba de impacto lateral sin necesidad de airbags

Los automóviles modernos son más seguros que nunca, con todo tipo de tecnologías para prevenir accidentes y minimizar los daños a los ocupantes en caso de que ocurran. Sin embargo, existen compañías que buscan como llevar su seguridad al siguiente nivel, una de ellas es Scuderia Cameron Glickenhaus, que para para creación de su nuevo  superdeportivo para la calle el SCG 004S, ha dado a conocer que recientemente obtuvo resultados muy satisfactorios al pasar una de las pruebas de impacto lateral sin la necesidad tener de bolsas de aire laterales.

La prueba que pasó fue la prueba de barrera móvil deformable, esta consiste en usar un vehículo tipo bala de prueba para que impacte directamente en el costado del auto a 51 km / h. El vehículo bala está equipado con una barrera deformable en la parte delantera, que está destinada a simular un impacto lateral en el compartimiento de pasajeros cuando este choca contra el auto. Y como mencionamos al principio de la nota, el SCG 004S pasó esta prueba sin una bolsa de aire, lo cual no es una hazaña fácil para ningún fabricante, y mucho menos para un equipo pequeño como Glickenhaus.

Es especialmente difícil porque a diferencia de un impacto frontal, que tiene el compartimento del motor para actuar como una zona de deformación antes de que la fuerza llegue al compartimiento de pasajeros, el lado no lo hace, por lo que tiene que ser capaz de deformarse lo suficiente como para absorber los impactos y al mismo tiempo mantenerse lo suficientemente rígido como para proteger a los ocupantes.


Esto es aún más crucial cuando las bolsas de aire se eliminan de la ecuación, lo que significa que SCG debe haber hecho una ingeniería muy compleja y sofisticada para que las estructuras que componen el cuerpo del vehículo alcancen ese nivel de protección durante el choque. SCG cree ahora que son el único fabricante de automóviles en la historia que ha podido pasar la prueba de barrera móvil deformable de 51 km/h sin una bolsa de aire.

El auto que se utilizó para superar esta prueba obviamente se ve completamente golpeado, pero ese es exactamente el punto. El cuerpo está destinado a llevar la peor parte del daño, dejando el compartimiento de pasajeros en el interior completamente intacto para mantener a los ocupantes seguros.

Es extremadamente útil que un fabricante sobre todo de superdeportivos de nicho haya podido superar este tipo de pruebas, ya que con ello demuestra que existen diferentes caminos para lograr un mayor nivel de seguridad estructural en los autos, esto seguramente contribuirá a que otros fabricantes desarrollen nuevas estructuras que eviten daños a los pasajeros en casos de accidentes.

0 comentarios

Bình luận


bottom of page