top of page
  • Foto del escritorBrasil Moscoso

El Bugatti Bolide ha comenzado su fase de pruebas, luego de una aprobación del diseño final.

Actualizado: 12 feb




El Bugatti más inflexible que jamás haya surgido de Molsheim, el Bolide una obra maestra de ingeniería, diseño, aerodinámica e innovación tecnológica de Bugatti que ha sido optimizada para que en la pista produzca los niveles de potencia y rendimiento más extremos en el automovilismo, actualmente ha entrado a un intenso programa de pruebas.


El concepto fue el resultado de un desafío presentado por el entonces jefe de Bugatti, Stephan Winkelmann, a su equipo para imaginar un Bugatti desarrollado sin restricciones. El Bugatti Bolide se presentó a finales de 2020 como una visión más atrevida de un hiperdeportivo ligero centrado solo en la pista, un auto que puede ofrecer una experiencia de conducción incomparable construido alrededor del icónico motor W16.


“El Bolide está pisando un nuevo terreno para Bugatti. Nunca antes se había combinado un motor tan potente con un diseño ultraligero para crear un coche de pista que ofrezca niveles de rendimiento en el automovilismo. Casi todos los componentes han sido analizados y rediseñados para garantizar que Bolide sea tan ligero, capaz y confiable como nuestros estrictos objetivos lo requieran. La siguiente fase de desarrollo es un hito importante en la creación de un automóvil que lleva la filosofía de “la forma sigue al rendimiento” de Bugatti a un nuevo nivel”.
Christophe Piochon, presidente de Bugatti Automobiles.


Desde agosto de 2021, cuando Bugatti confirmó en The Quail, A Motorsports Gathering, sus planes para iniciar la producción en serie del Bolide, se ha llevado a cabo un intenso desarrollo. Más que un Chiron rediseñado, algo que seguramente muchos podríamos haber esperado de Winkelmann, el Bolide obtiene muchos cambios significativos que son realmente necesarios para dar vida a este hiperdeportivo diseñado para las pistas.


Se hicieron actualizaciones mecánicas de los sistemas de suspensión, transmisión y refrigeración para poder fusionarlas con el nuevo cuerpo a medida del Bolide. Las diferencias con los modelos de carretera también incluyen una caída de techo más pronunciada, menos aletas detrás de los pasos de rueda delanteros, la adición de espejos laterales y un alerón trasero revisado con un componente ajustable.



Las curvas en el Bolide son una prioridad, y con ese fin, Bugatti dice que la mayoría de los componentes han sido rediseñados para maximizar el rendimiento y reducir el peso. Para ello lleva un chasis monocasco de fibra de carbono con una jaula antivuelco integrada, haciendo que el peso total del vehículo ronde los 1,450 kg (3197 lb).


Aquí el motor W16 quad-turbo de 8.0 litros de Bugatti entrega 1,578 hp con combustible de 98 octanos. Sin embargo, también puede funcionar con combustible de carreras de 110 octanos, lo que aumenta la potencia a 1,824 hp.


Bugatti también ha diseñado nuevas pinzas frenos más eficientes para generar y mantener el calor que utilizan rotores de cerámica de carbono que deben calentarse completamente antes de alcanzar su máximo rendimiento. Para las ruedas de 18 pulgadas hay neumáticos de carreras slicks, suministrados por Michelin con el mismo diseño utilizado por los prototipos LMDh que compiten en el WEC de la FIA.



Recientemente, la compañía ha publicado algunas fotos que muestran uno de los prototipos y proporcionan un primer vistazo al diseño previo a la producción Bolide. Sorprendentemente, el prototipo se parece mucho al concepto presentado en 2020 y que no estaba destinado a la producción.


Bugatti especificó en su momento que solo planea construir un poco más de 40 ejemplares y que todas las solicitudes de construcción ya se han reservado, a pesar de que el auto tiene un precio aproximado de $ 4.4 millones al tipo de cambio actual. Las entregas de este hiperdeportivo de pista están programadas para comenzar en 2024.




0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page