top of page
  • Foto del escritorMario Andrés Muñoz

Cinco robots avanzados en el Centro de Innovación de Hyundai

El objetivo es que las personas y los robots colaboren y hagan las tareas en las que muestren sus respectivas fortalezas, para maximizar la eficiencia y la calidad del proceso.



Hyundai se dedica a la investigación y el desarrollo de robots basándose en la visión de “Progress For Humanity”, con el objetivo de ampliar el alcance humano y como instrumento para conectar el mundo virtual con el real.


Hyundai está llevando la robótica a nuevo paradigma en el Centro de Innovación (HMGICS), donde se ha creado un banco de pruebas de fabricación que conecta las tecnologías con los seres humanos. Esa es, precisamente, la filosofía de desarrollo de la robótica de producción que Hyundai: que las personas y los robots colaboren y hagan las tareas en las que muestren sus respectivas fortalezas, para maximizar la eficiencia y la calidad del proceso.


En el Centro de Innovación, los robots de todas las formas y tamaños colaboran con los seres humanos y cierran brechas de producción en una serie de procesos: hay robots que mueven carrocerías entre las células de producción, otros que transportan piezas desde los almacenes, algunos diseñados para recoger esas piezas y ensamblarlas con exactitud y precisión en diversos lugares de trabajo; y otros que se mueven por la factoría inspeccionando la calidad o la seguridad de las operaciones. Estos son cinco ejemplos de tecnología robótica de vanguardia de Hyundai.


1. AGV

Los AGV (vehículos guiados automatizados, por sus siglas en inglés) son robots industriales que se mueven de forma autónoma, sin un operador. En el Centro de Innovación se encargan del transporte de carrocerías entre diferentes células de producción, asumiendo el papel de las cintas transportadoras de una fábrica tradicional.




En las fábricas de automóviles convencionales, la carrocería del automóvil se coloca sobre una cinta transportadora que se mueve en una dirección y los automóviles se producen en una secuencia fija a lo largo de esta línea. En el Centro de Innovación, donde se pueden producir varios modelos de automóviles, no hay una producción fija lineal y se realizan diferentes procesos de forma independiente en cada célula de producción.


De esta forma, las carrocerías deben trasladarse a cada célula según el proceso de trabajo determinado en cada momento. Los vehículos guiados automatizados son responsables de mover las carrocerías de forma rápida y precisa a cada célula, escaneando códigos QR que van dirigiéndolos a sus destinos. Si un robot encuentra una persona o un obstáculo en el camino, sus sensores de seguridad lo reconocen y se detiene.


2. AMR



Los robots móviles autónomos (AMR) transportan de las piezas necesarias para producir los automóviles. Estos robots apoyan el proceso de producción celular, moviendo las piezas necesarias de una célula a otra.


Los robots móviles autónomos están equipados con sensores LiDAR, y pueden reconocer el entorno y los objetos que los rodean, navegando por las instalaciones de producción de forma autónoma. Una vez que se programan el punto de partida y de destino, generan la ruta óptima, y si encuentran un problema en el camino, crean una ruta alternativa sin la necesidad de ninguna operación manual externa.


Todos los AMR están integrados en un sistema de control, por lo que nunca pueden chocar entre ellos. De hecho, navegan y cambian automáticamente sus rutas para evitar colisiones; y circulan de forma ordenada en zonas de mucho tráfico. Gracias al sistema de navegación inteligente de los AMR, los trabajadores pueden centrarse en tareas más creativas.


3. Robots de automatización




En muchas células hay robots de producción que levantan piezas pesadas, como paneles de techo y puertas, y las ensamblan en diferentes tipos de vehículos. También hay robots para ajustar automáticamente la alineación de las ruedas de un automóvil o el ángulo de irradiación de los faros, o para inspeccionar la calidad del ensamblaje. Estos robots mejoran la calidad de la construcción pues son capaces de inspeccionar los componentes y el resultado de los procesos de producción con mayor precisión que el ojo humano.


4. AI Keeper



‘AI Keeper’ es otro robot de inspección de calidad, basado en SPOT, el ágil robot cuadrúpedo fabricado por Boston Dynamics. Lo que diferencia a los AI Keepers de otros robots es su maniobrabilidad y sofisticación, que lo convierten en el más adecuado para moverse en el mismo espacio que un trabajador humano.


Los trabajadores humanos y los AI Keepers cooperan como si hubieran estado trabajando juntos durante años. Después de que un trabajador ensambla varias piezas en un automóvil, un AI Keeper se acerca al automóvil y toma fotografías del ensamblaje, que luego se cargan en la nube y se analizan mediante visión AI para garantizar que el ensamblaje se haya realizado correctamente.


La cámara en el cuello del AI Keeper es lo suficientemente flexible como para fotografiar fácilmente sitios recónditos y detectar errores que los humanos tal vez no puedan ver en el interior oscuro y complejo de la carrocería de un automóvil.


5. Robot de inspección de seguridad



Está diseñado para inspeccionar diferentes equipos en la línea de producción de HMGICS utilizando el módulo Plug and Drive (PnD) de Hyundai Motor Group. Estos robots de inspección de seguridad deambulan libremente por todas las instalaciones de producción y actúan como supervisores de seguridad.


Con dos sensores LiDAR y cuatro cámaras cada uno, los robots son autónomos y se mueven solos. Las tres cámaras montadas en su cuerpo les permiten inspeccionar minuciosamente el estado de todas las zonas de producción. Son capaces de detectar fallos, comportamientos anómalos, objetos caídos al suelo o materiales contaminantes, facilitando que los técnicos pueden trabajar en un entorno seguro.




0 comentarios

Comentarios


bottom of page