top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Bentley Continental GT Speed, el Bentley más dinámico en su historia

Bentley Motors ha presentado los detalles de la tercera generación del Continental GT, en su variante Speed y que aún no había sido estrenada. Lo presenta como el modelo más dinámico y potente jamás concebido en los 101 años de historia de Bentley. Diseñado, desarrollado y fabricado a mano, este nuevo modelo es la tercera generación de una larga tradición de variantes Speed de la marca.

Presentado originalmente con el aclamado Continental GT Speed de primera generación en 2007, inspirado en los modelos Speed de 3 litros de la década de 1920. El GT Speed continúa con la misma línea Gran Turismo al representar la combinación definitiva de lujo y rendimiento. La nueva entrega el Continental GT Speed supera en muchos aspectos a su predecesor.

En el interior del capó de este nuevo gran turismo nos encontramos con una versión mejorada del renombrado motor W12 TSI biturbo de 6.0 litros del modelo base de la gama, y que para esta versión ha sido retocado elevando la potencia hasta los 659 HP un 4% más que el W12 actual, mientras mantiene unos extraordinarios 900 Nm de torque, recordando que en el modelo anterior alcanzaba unas cifras de 651 HP y 840 Nm. Este motor va acoplado a una transmisión de doble embrague de 8 velocidades, que según Bentley es dos veces más rápida en el modo Sport que en el W12 estándar, de acuerdo con el espíritu del Speed.

Para maximizar la eficiencia, se beneficia de la tecnología Stop-Start desarrollada por Bentley, donde el motor reposa no solo cuando el vehículo está parado, sino también a velocidades cercanas a la parada. Para mejorar la eficiencia del combustible el sistema de desplazamiento variable de Bentley apaga la mitad de los 12 cilindros bajo ciertas condiciones y en transiciones imperceptibles, dejando funcionar el motor como un seis cilindros.

Además, y como menciona la firma de Crewe en su presentación, este modelo es más rápido pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 335 km/h unos 4 km/h mas que el anterior y logrando bajar el 0-100 de los 4,1 segundos del anterior GT Speed hasta los 3,6 segundos. Es ligeramente más veloz que un Continental GT estándar, siendo una décima más rápido en acelerar desde parado hasta los 100 km/h.

“El nuevo Continental GT Speed representa el pináculo de las grandes giras de alto rendimiento. Este nuevo modelo es la expresión más poderosa de los valores de Continental GT, emocionante y dinámico, con detalles de velocidad únicos para mejorar la experiencia del propietario y ofrecer a los clientes más control sobre el automóvil.” Dr. Matthias Rabe, miembro de la junta de ingeniería de Bentley Motors

No solo su corazón es interesante, sino que también viene acompañado de muchos ingredientes, como lo son un nuevo diferencial trasero autoblocante electrónico (eLSD) usado por primera vez en un Bentley. Además equipa una nueva dirección electrónica en las cuatro ruedas que mejora la naturaleza dinámica del Speed en los modos de conducción Bentley y Confort. Esta se hace más evidente en el modo Sport, donde la dirección combina el sistema de estabilidad Bentley Dynamic Ride con el diferencial de deslizamiento limitado electrónico para obtener un nivel de agilidad diferente al de cualquier otro modelo de la firma británica.

A velocidades bajas y medias, las ruedas traseras del GT Speed se dirigen en la dirección opuesta a las ruedas delanteras lo que ayuda a un cambio rápido de dirección. Con esto la dirección se siente más ágil y con una reacción más rápida, lo que le genera aún más al conductor confianza. A altas velocidades, las ruedas traseras giran en la misma dirección que las delanteras para mejorar la estabilidad. Este sistema es más activo en el nuevo GT Speed que en el Flying Spur, donde su propósito principal es reducir el circulo de giro y mejorar la estabilidad. 

El nuevo diferencial trasero autoblocante electrónico (eLSD) está específicamente ajustado y trabaja de la mano con el control de tracción y los sistemas de chasis activo, proporcionando una mayor capacidad lateral, una estabilidad longitudinal mejorada, una mayor capacidad de ajuste del acelerador y una mejor tracción en condiciones adversas en la carretera. En el modo Sport, el eLSD se ha ajustado para equilibrar la capacidad de ajuste del acelerador, mejorar la respuesta al girar y aumentar el rendimiento en línea recta, siendo este modo mucho más enfocado al conductor que nunca, pero sin comprometer la comodidad o la estabilidad.

La filosofía de Bentley de un vehículo progresivo, seguro y dinámico se mantiene recompensando con este enfoque a todos tipo de conductores. Para lograrlo en el modo Bentley y Confort, el agarre se ha equilibrado entre las ruedas delanteras y traseras. En cambio en el modo Sport, el sistema de gestión de la tracción se ha calibrado con una mayor distribución de par motor hacia las ruedas trasera al eje trasero para permitir un control aún mayor del acelerador en las curvas.

Junto con estos sistemas, se encuentran las nuevas tecnologías de chasis que brindan el control de la carrocería y de la comodidad de conducción, la suspensión neumática activa de tres cámaras con amortiguación adaptativa, la conducción dinámica y el sistema de control antivuelco activo de 48V, mismo en el que Bentley fue pionero aplicándolo en el Bentayga y el Continental GT de tercera generación. Esta compuesto de potentes motores eléctricos dentro de cada barra estabilizadora para resistir el balanceo de la carrocería, los motores pueden alcanzar 13000 Nm en 0.3 segundos para contrarrestar las fuerzas en las curvas y mantener la carrocería nivelada.

Dependiendo del modo, el sistema de control electrónico de estabilidad (ESC) permite al conductor experimentar un nivel de libertad mayor antes de que intervengan los sistemas de seguridad para corregir cualquier anomalía. Cuando se cambia al modo dinámico, el ESC permite que un piloto experimentado establezca y modifique la posición del automóvil en las curvas a su conveniencia. Con el ESC apagado, el agarre y el equilibrio pasan a primer plano, lo que permite una experiencia centrada en el conductor, algo que solo visto en los Bentley de carreras.

Para complementar las prestaciones adicionales del chasis, se ha introducido una nueva opción con sistema de frenos carbono cerámicos, con discos de carburo de silicio de carbono. Acompañados con pinzas delanteras de diez pistones y traseras de cuatro pistones que proporcionan la fuerza de frenado necesaria cuando se consumen hasta 10 MJ desde 0 hasta alcanzar la máxima velocidad. Este sistema carbono-cerámico ahorra más de 33 kg de peso y produce niveles extremadamente bajos de polvo de freno. Monta unas llantas de diseño ad hoc en plateado brillante que además son de 22 pulgadas de serie, mismas que en el Continental GT estándar se ofrecen como opción. El interior

El interior del nuevo Continental GT Speed ofrece cuatro asientos y una capacidad de equipaje excepcional de 358 litros. Repleto de exquisitos detalles, como un panel de instrumentos tecnológicamente avanzado una pantalla giratoria Bentley Rotating Display que esconde en una de sus tres posiciones el display táctil multimedia de 12,3 pulgadas. La tapicería puede seleccionarse hasta en 15 opciones de colores principales y otros 11 secundarios en contraste, aunque también, puede pedirse solo en cuero. Viste en una combinación de pieles en cuero y Alcantara, además de integrar detalles en fibra de carbono como la moldura que se extiende hasta las puertas.




0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page