top of page
  • Foto del escritorBenjamín Chellew

Volvo se distancia de Polestar ante sus pobres resultados

Volvo Cars ha anunciado su decisión de cesar el financiamiento a Polestar, una división premium de autos eléctricos y alto rendimiento, transfiriendo la responsabilidad y el control de la misma a Geely Holding, su principal accionista con sede en China.


Polestar

Esta decisión podría interpretarse como un realineamiento de sus recursos hacia sus propios desarrollos, marcando un impase entre la relación de Volvo Cars y Polestar, la cual hasta ahora se había caracterizado por un fuerte apoyo financiero y operacional.


La medida de Volvo, revelada al público el 1 de febrero de 2024, envió sus acciones a un impresionante ascenso del 30% al inicio de la jornada bursátil, evidenciando la positiva recepción del mercado ante esta noticia. La asociación de Volvo con Polestar, de la cual poseía aproximadamente un 48% de participación, había sido vista por analistas como una carga sobre los recursos de Volvo, particularmente en un contexto donde nuevas marcas de vehículos eléctricos luchan por establecerse en un mercado dominado por actores consolidados como Tesla.


Polestar, que ha enfrentado dificultades para competir efectivamente, especialmente después de que Tesla iniciara una guerra de precios el año pasado, había reportado no alcanzar sus ya ajustadas metas de entrega para 2023. El valor de sus acciones ha caído en más del 83% desde su salida a bolsa en junio de 2022, lo que ha llevado a Volvo a considerar la transferencia de sus acciones en Polestar a los accionistas de Volvo, lo que convertiría a Geely en un importante propietario directo de la marca.


Geely, por su parte, ha acogido con beneplácito la decisión de Volvo de enfocar sus recursos en su propio desarrollo, comprometiéndose a continuar brindando soporte operacional y financiero completo a Polestar como una marca exclusiva independiente. Este soporte, según Geely, se realizará sin requerir una reducción de su participación accionaria en Volvo Cars.


Polestar planeaba recortar aproximadamente 450 empleos a nivel mundial, lo que representa cerca del 15% de su fuerza laboral, como respuesta a las "condiciones de mercado desafiantes". También expresó su intención de reducir su dependencia de ayuda externa, ajustando su plan de negocios para incluir préstamos adicionales de Volvo y Geely.


Volvo Cars, por otro lado, informó un aumento mayor al esperado en sus ganancias operativas del cuarto trimestre, con ingresos operativos excluyendo empresas conjuntas y asociados ascendiendo a 6.7 mil millones de coronas suecas (aproximadamente 643.83 millones de dólares), superando las expectativas de los analistas. Este rendimiento también reforzó la decisión de la empresa de enfocarse más intensamente en sus propios vehículos eléctricos,


0 comentarios

Комментарии


bottom of page