top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Una CVT que mejora eficiencia y rendimiento en autos eléctricos

Muchos fabricantes han asegurado que cambiar de marcha en un auto eléctrico no es necesario, sin embargo, para contradecirlos, Bosch plantea que aun es necesario hacerlo, ya que existen ciertas aplicaciones que todavía representan enormes desafíos para un tren motriz totalmente eléctrico.

La mayoría los vehículos eléctricos modernos envían toda su energía a las ruedas a través de un sistema de transmisión directa y engranajes de reducción o tienen una sola marcha hacia adelante, pero existen situaciones con un nivel de dificultad mucho mayor como al remolcar, abordar ascensos empinados con una carga pesada a bordo o conducir tramos de autopista más largos a alta velocidad, en donde la carga de la batería disminuye rápidamente, en vista de todo ello una transmisión multi-etapa o de varias marchas puede resultar mucho más eficiente.

Para demostrar esto, Bosch decidió probarlo en Bosch Transmission Technology, una filial holandesa de la compañía, en la que instalaron una transmisión CVT con correa de empuje en un Volkswagen e-Golf de prueba. A esta nueva transmisión se la conoce de momento como CVT4EV, y la misma según datos obtenidos en las pruebas aumenta la eficiencia del vehículo en entorno a un 4 %, dependiendo del diseño. Esto se traduce en una mayor tracción, mejor aceleración y una velocidad máxima más elevada. Eso sí hasta el momento no se ha anunciado ninguna aplicación comercial para ella.


“La CVT4EV amplía el repertorio del auto eléctrico. Y debido a que la transmisión ajusta la relación continuamente sin pérdida de tracción, la facilidad de conducción típica de los vehículos eléctricos no se pierde. Bosch aporta su experiencia en sistemas y varios componentes a las soluciones completas de CVT ofrecidas por fabricantes de transmisiones especializados”. Gert-Jan van Spijk, a cargo de la ingeniería CVT en Bosch.

Los únicos vehículos que actualmente tienen una transmisión de mas de una marcha son el Porsche Taycan y su hermano, el Audi E-Tron GT, que tiene una caja de cambios de dos velocidades para el motor trasero, pero es una excepción. También el fracasado Coda Sedán intentó adaptar un tipo de CVT para aprovechar al máximo su motor eléctrico, pero lamentablemente luego de vender aproximadamente 100 unidades de aquel único modelo, no se ha encontrado ninguno para ver cómo podría haber funcionado, ya que la empresa se fue a la quiebra en 2011.

La compañía alemana asegura que quizás una transmisión CVT sea lo más adecuado para vehículos eléctricos, es un beneficio clave para mejorar la autonomía y el rendimiento de un auto eléctrico, ya que puede variar su relación continuamente para hacer que funcione de la manera más eficiente. Esto le permite aprovechar al máximo la potencia y el par que tiene, dependiendo de la situación de conducción que se tenga, además la transmisión en sí es una versión ligeramente modificada de un cinturón de empuje tradicional CVT.

También dicen que a través del uso de esta nueva transmisión, los motores eléctricos no tienen que ser tan potentes como lo son actualmente, adicionalmente los paquetes de baterías también pueden ser un poco más pequeños también, esto reduciría el peso total del vehículo dándole también un mayor rendimiento. La Bosch CVT4EV también permite diferentes modos de conducción para diferentes tipos de vehículos, por lo que los fabricantes de automóviles pueden ofrecer el manejo típico de su marca en todos sus segmentos de vehículos incluido los vehículos todo terreno.

Esta solución de tren motriz consta de un módulo CVT4EV, un inversor, un motor eléctrico y un eje motriz con una relación adaptada al vehículo. Es adecuado para una amplia variedad de aplicaciones, desde automóviles de tamaño medio, deportivos y vehículos comerciales ligeros. Dado que los programas de software individuales a menudo pueden adaptar los sistemas de propulsión a la respectiva área de aplicación, se necesitan menos variantes de hardware, lo que reduce los costos tanto en el desarrollo como en la producción.

En comparación con las soluciones alternativas para vehículos eléctricos, la CVT4EV de Bosch ofrece un mayor aumento en el par y transfiere toda la velocidad del motor directamente a las ruedas de manera eficiente, evitando así el consumo excesivo de la carga de la batería. Además garantiza cambios completamente suaves y sin sacudidas, una verdadera necesidad en los vehículos eléctricos, y la mayor extensión de la correa de empuje CVT reduce la velocidad del motor eléctrico, lo que resulta en un manejo aún más suave y silencioso.






0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page