top of page
  • Foto del escritorBenjamín Chellew

Toyota elimina el V8 de la Land Cruiser Serie 70, a pesar de su alta demanda

Toyota ha anunciado la eliminación del motor V8 turbodiésel de la Serie 70 del Land Cruiser, uno de sus modelos más icónicos. Esta decisión, que entrará en vigor en 2025, responde a la necesidad de cumplir con las regulaciones ambientales más estrictas, aunque la demanda de este modelo que ya cumple 40 años siga siendo alta.

La Serie 70 del Land Cruiser, conocida por su robustez y durabilidad, ha sido un símbolo de la manufactura de Toyota desde que se lanzó en 1984. Sin embargo, la creciente presión para reducir las emisiones de carbono y mejorar la eficiencia del combustible ha llevado a Toyota a sustituir el motor V8 turbodiésel por una alternativa más moderna.


La nueva versión llegará al mercado el próximo año contará con el ya conocido motor de 2.8 litros turbodiésel que equipan modelos como la nueva Land Cruiser Prado, aunque Toyota mantiene la promesa que se seguirá ofreciendo con una transmisión manual de cinco velocidades, una opción que busca mantener la esencia robusta del vehículo mientras se adapta a las nuevas exigencias enlace.


Las últimas unidades de los modelos Wagon, Troop Carrier, WorkMate y GX con motor V8 se fabricarán en septiembre de 2024, mientras que la Serie 79 (Long-Wheel Base) perderá su motor de ocho cilindros a finales de 2025.


Las normativas ambientales cada vez más estrictas han sido un factor determinante en esta decisión. Los motores V8, aunque potentes, suelen ser menos eficientes en términos de consumo de combustible y más contaminantes.


Actualmente este modelo se ofrece con el 1VD-FTV de 4.5 litros turbodiésel, que se comenzó a ofrecer en 2007, y que entrega entre 201 caballos y de 430 Nm de torque.


El nuevo motor 1GD-FTV ha demostrado tener una gran durabilidad, bajas emisiones y buena entrega de potencia, he incluso cuenta con una variante mild hybrid que podría ayudarlo en algunos mercados con exigencias ambientales más estrictas. La potencia podría ser muy similar, con 201 caballos y un aumento de 70 Nm hasta los 500 Nm de torque.


Pese a la fuerte demanda del motor V8, especialmente en mercados como Australia y el Medio Oriente, la decisión de Toyota también refleja un cambio en las preferencias del mercado.


Aunque la decisión no sea del agrado de los más entusiastas, Toyota está apostando por mantener su relevancia en un mercado en constante evolución y la continuidad de un modelo que se ha vendido de forma ininterrumpida por más de 40 años.



0 comentarios

Kommentare


bottom of page