top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Suzuki Jimny logra evadir las emisiones y vuelve a Europa

A inicios de año, Suzuki en Europa tuvo que suspender las ventas de su popular todoterreno, el Suzuki Jimny.

El amigable compacto se convirtió en un éxito en ventas pero la nueva normativa de emisiones para la Comunidad Europea establecía una media para las emisiones de dioxido de carbono en 95 g/km de CO₂.

Cuando se presentó el Suzuki Jimny en Europa a finales de 2018, el fabricante había confirmado sobre el alto nivel de emisiones de este modelo que se comercializa con el mismo motor K15B de 1,462 cc con el que se comercializa en Panamá, y con emisiones que alcanzan 178 g/km de CO₂ en ciclo mixto y en valores WLTP. , Así las últimas unidades del Jimny se entregaron en Europa en Enero, y fue imposible continuar su venta. Pero parece que no para siempre.

Donde existe una norma o una ley, usualmente hay una zona gris, y Suzuki ha sido muy hábil para encontrarla y volver a vender su todoterreno en Europa. Es Suzuki Jimny se ha convertido en un vehículo comercial ligero, al menos para Europa, por lo que aplican otras normativas de emisiones para él y las cumple a cabalidad. De esta forma, el compacto 4×4 no solo será accesible a usuarios particulares si no que puede ser atractivo para los profesionales que buscan un producto apto para operaciones lejos del camino.

¿Qué es diferente en el Suzuki Jimny Comercial?

Lo más notable es que para hacerlo ‘comercial’ Suzuki ha removido los dos asientos traseros, así que para esta versión solo tendremos espacio para dos personas. Para cubrir aún más las necesidades del trabajo diario, el nuevo Jimny Comercial usa el antiguo espacio de los asientos y la convierte en una amplia zona de almacenaje con suelo plano y una división de seguridad entre pasajeros y carga.

Para mejorar su capacidad, la versión vehículo comercial ligero cuenta con un maletero de 863 litros, 33 más que la versión para pasajeros cuando se abaten los asientos traseros; el suelo plano que lo hace más práctico y separador de carga que previene que ésta entre en la cabina.

Esta versión tiene el mismo comportamiento todoterreno que buscan los profesionales, y que ya se encontraba en la versión de pasajeros, siendo los elementos clave un chasis escalonado, suspensiones de tres apoyos rígidos y el AllGrip PRO, un sistema 4×4 con reductora. Viene acompañado del mismo motor 1.5 litros de 105 caballos acompañado exclusivamente de una trasmisión manual de cinco velocidades.

Para una conducción más tranquila tanto en carretera como off-road, la versión vehículo comercial ligero viene equipado con las mismas medidas de seguridad que la versión de pasajeros, incluyendo el control predictivo de frenada (DSBS) que emplea un freno automático que ayuda a evitar colisiones, el control de descenso y de retención que facilita la conducción en pendientes. Además, y en Europa añade la función eCall, que permite llamadas de emergencia en caso de accidente.

0 comentarios

コメント


bottom of page