top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Mazda CX-60, revelado como el primer híbrido enchufable de la marca japonesa

El primer híbrido enchufable del fabricante japonés, el Mazda CX-60 hizo su debut en Europa este martes 8 de marzo. Es el primero de los nuevos modelos de SUVs que estará presentando la firma nipona, un vehículo que promete un placer de conducción significativamente mejorado, un rendimiento excepcional y una mayor seguridad. Esta es también la primera vez que se hace público de manera oficial la apariencia del completa vehículo.

Mazda planea introducir cuatro modelos a la gama de productos grandes en el mercado de los SUV, de los que espera una alta demanda para finales de 2023. Con los modelos existentes y nuevos, Mazda tiene como objetivo satisfacer las diversas necesidades del mercado y de los clientes con el objetivo de hacer crecer aún más su negocio y marca.





El CX-60 es un SUV de tamaño mediano de dos filas de asientos que permite al conductor disfrutar no solo de la conducción diaria, sino también de los viajes de larga distancia en la autopista.

El equipo de Mazda asumió el desafío de llevar la filosofia de diseño Kodo-Soul a esta nueva interpretación, expresando dureza y sofisticación en su forma utilizando el sentido japonés del diseño que valora la armonía con la naturaleza.

El CX-60 debuta en el viejo continente equipado con el sistema e-Skyactiv PHEV, el primer sistema híbrido enchufable de Mazda, que se compone de un motor de de 4 cilindros en línea de 2.5 litros gasolina y aspiración natural combinado a un motor eléctrico. El sistema funciona con una transmisión automática de ocho velocidades recientemente desarrollada por Mazda con un embrague multidisco que reemplaza el convertidor de par hidráulico.


Según Mazda, el motor de combustión genera 189 HP (141 kW) a 6,000 rpm y 261 Nm de torque desde 4,000 rpm. El eléctrico entrega una potencia de 100 kW (134 HP) y 250 Nm. Combinado, el sistema e-Skyactiv produce una potencia total de 323 HP (241 kW) y 500 Nm. El Mazda CX-60 acelerará de 0 a 100 km/h en 5.8 segundos y su velocidad máxima se limitará electrónicamente a 200 km/h cuando se utilice en modo híbrido y a 140 km/h en modo eléctrico.

En cuanto a su funcionamiento cero emisiones, incluye un paquete de baterías de iones de litio que tiene una capacidad de 17.8 kWh con un alcance de hasta 63 kilómetros según el ciclo combinado WLTP.

Las dimensiones del Mazda CX-60 se sitúan en 4,745 mm de largo, 1,890 mm de ancho y 1,670 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2,870 mm. Lo que lo hace un poco más grande en comparación con el CX-50 recientemente lanzado para Estados Unidos. Vale la pena señalar que el Mazda CX-60 no es liviano, llega hasta a 2,070 kg con los rines de 20 pulgadas y 2,055 kg con las de 18 pulgadas. El nuevo híbrido enchufable será acompañado por versiones gasolina y diesel de 6 cilindros en línea.

Conocidos como e-Skyactiv X, el primero tendrá una cilindrada de 3.0 litros, mientras que el segundo será un Skyactiv-D de 3.3 litros, ambos desarrollados con la tecnología mild-hybrid de 48V para reducir el consumo de combustible y las emisiones. Aunque el CX-60 se parece a otros vehículos de Mazda, es en realidad completamente nuevo, debajo de la piel está construido sobre la plataforma de tracción trasera conocida como Skyactiv Multi Solution Scalable Architecture.

Además, este modelo sirve como el primer modelo híbrido enchufable de la marca y viene con una configuración i-Activ AWD que impulsa principalmente las ruedas traseras.

El interior es bastante elegante y reitera las intenciones de Mazda de convertirse en una marca de lujo. La tendencia de la industria hacia el uso de menos botones se nota mucho en este modelo, pero sin exagerar, ya que todavía tiene una fila de controles físicos.

Pese a ello, no todas las funciones se ha integrado en el sistema de infoentretenimiento, que se controla utilizando la pantalla táctil de 12,3 pulgadas o una perilla giratoria. El cuadro de instrumentos digital tiene la misma diagonal que la pantalla principal.

Los concesionarios Mazda en Europa comenzaron a aceptar pedidos y las ventas comenzarán a mediados de 2022. El CX-60 se venderá en Europa en los niveles de acabado Prime, Exclusive, Homura y Takumi, con precios que oscilarán entre 47,390 y 52,890 euros (52,453 y 58,541 dólares). Mazda ha señalado que la producción del CX-60 comenzará el 11 de marzo de 2022 en la planta #2 de Hofu en la prefectura de Yamaguchi, Japón.





0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page