top of page
  • Foto del escritorBenjamín Chellew

EE.UU. exige el retiro de 67 millones de infladores de bolsas de aire; la NHTSA procede legalmente contra ARC Atomotive

Actualizado: 12 feb





La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) ha exigido el retiro de 67 millones de infladores de bolsas de aire fabricados por ARC Automotive . La NHTSA ha pedido que se retiren los infladores fabricados antes del año 2018.


ARC Automotive es una empresa estadounidense que se dedica a la fabricación de componentes automotrices. La empresa se ha negado a retirar los infladores, lo que ha llevado a la NHTSA a tomar medidas legales.


La NHTSA ha estado investigando los infladores de ARC Automotive durante casi siete años sin una resolución. La agencia estima que hay 51 millones en las carreteras estadounidenses.


Varias automotrices se han unido al llamado a revisión, incluyendo General Motors, Ford y Volkswagen. Estas empresas han sido acusadas en una demanda presentada por los consumidores junto con ARC Automotive.


La posición de ARC Automotive es que sus infladores son seguros y que no hay necesidad de retirarlos del mercado. Sin embargo, la NHTSA ha declarado que los infladores son peligrosos y que deben retirarse del mercado para proteger a los consumidores.


Los infladores de bolsas de aire son peligrosos porque pueden explotar y enviar fragmentos de metal volando hacia los ocupantes del vehículo. Esto puede causar lesiones graves e incluso la muerte. La NHTSA ha recibido informes de al menos 27 muertes y cientos de lesiones relacionadas con los infladores de bolsas de aire fabricados por ARC Automotive.

0 comentarios

Kommentare


bottom of page