top of page
  • Foto del escritorBenjamín Chellew

Demanda colectiva acusa a Ferrari de un defecto crítico en los frenos

Cuando se realiza la compra de un auto de ensueño como un Ferrari, sus usuarios esperan simplemente lo mejor, es quizás por esto que un grupo de clientes decepcionados ha elevado una demanda colectiva contra el fabricante italiano en los Estados Unidos.


Ferrari 458 Italia

La acusación central señala a la empresa por no abordar adecuadamente un "defecto de seguridad peligroso" en los sistemas de frenado de algunos de sus modelos más emblemáticos, a pesar de haber emitido múltiples llamados a revisión.


La controversia surgió en el Tribunal del Distrito Sur de California de EE. UU., donde Iliya Nechev, residente de California y propietario de un Ferrari 458 Italia 2010 adquirido en 2020, lidera la demanda. Nechev detalla experiencias aterradoras de pérdida parcial o total de la capacidad de frenado desde el primer día de posesión del vehículo, destacando un incidente en el que, al intentar frenar en una bajada para realizar un giro de 90 grados, descubrió que el pedal del freno estaba duro y no respondía, poniendo en riesgo inminente su seguridad.


La respuesta inicial del concesionario Ferrari ante las quejas de Nechev, calificando el problema como "normal", solo agrega leña al fuego de lo que parece ser una gestión inadecuada del defecto por parte de la compañía. La situación se complica aún más con el involucramiento de Robert Bosch, proveedor de los componentes defectuosos, quien también ha sido nombrado como acusado en la demanda.


Ferrari inició un llamado a revisión voluntario en octubre de 2021, seguido de una extensión del mismo en 2022, que abarcó no solo a Estados Unidos sino también a Alemania, China y Japón. Estos llamados a revisión apuntaban a un problema de fuga de líquido de frenos que podría comprometer la capacidad de frenado.


Sin embargo, el caso, identificado como Nechev v. Ferrari North America Inc., 24-cv-00516, alega que estas medidas fueron solo soluciones temporales que dejaron a los conductores con vehículos potencialmente inseguros, y que la verdadera solución requeriría la sustitución del cilindro maestro del freno, un hecho que Ferrari no comunicó adecuadamente a sus clientes.


A pesar de las afirmaciones de Ferrari sobre la seguridad y el bienestar de sus conductores como "máxima prioridad" y su compromiso con las directrices de seguridad y homologación, la demanda cuestiona la eficacia y transparencia de las acciones de la empresa.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

留言


bottom of page