top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

5 consejos para hacer un viaje en carretera con un auto eléctrico

Llegó el verano, y es el mejor momento para tomar la carretera y visitar los mejores destinos del país. Aunque esto no es nada nuevo, con la mayor cantidad de vehículos eléctricos llegando al camino cada año, es bueno tomar en cuenta algunos consejos para disfrutar al máximo la experiencia y perder el miedo de sumar kilómetros con un auto libre de emisiones.

Planifica la ruta

Hay más de 50 estaciones de carga eléctrica disponibles públicamente en todo el país. Hay que tomar en cuenta que la mayoría están concentradas en la Ciudad de Panamá por ser la zona de mayor densidad de población y donde se han vendido la mayoría de autos eléctricos pero aún así hay muchas estaciones de carga Semi-Rapida (Nivel 2) y Rápida (Nivel 3) en el interior del país.

El mayor proveedor es Evergo y como propietario de un vehículo eléctrico, una de las primeras cosas que debes hacer es descargar la aplicación que le dé acceso a la red y la ubicación de los distintos cargadores.

La aplicación te guiará directamente a la estación de carga que estés buscando. Incluso te dice si la estación ya está en uso, lo que puede ser útil para ahorrar tiempo y saltar a la siguiente. Si eres muy ordenado, la aplicación también te permite reservar el cargador a un horario específico que se ajuste a tu itinerario de viaje.

Evergo no es el único proveedor de estaciones de carga, así que si no encuentras uno en tu ruta también puedes revisar la disponibilidad de otros en la Interactivo de Estaciones de Carga disponible a través de la Secretaria Nacional de Energía.

Que tu auto se adapte a tus necesidades

Las estaciones de carga suelen estar instaladas estrategicamente en lugares de alto tráfico, fácil acceso y que permitan a los usuarios realizar otras actividades. A la hora de buscar un cargador trata de combinarlo con alguna actividad necesaria en tu ruta.

¿Necesitas comprar algo? ¿Detenerte a almorzar? o quizás algo como tomarte un café, en estos lugares donde normalmente tu auto se quedaría estacionado sin hacer nada, un auto eléctrico puede cargar su batería. Toma en cuenta que si es un cargador rápido o de nivel 3, en 45 minutos podrías llenar la batería de tu auto.

Pregunta si puedes cargar en el hotel

Ya existen hoteles en Panamá con estaciones de carga en las playas de Panamá Oeste y Coclé, en Santiago y en Boquete, por mencionar algunas así que es bueno consultar antes de hacer tu reserva.

Si al lugar donde vas no tiene estaciones de carga no te preocupes, pero debes consultar si te permiten conectar el cargador portátil (ese que viene de fabrica con el auto) en sus instalaciones y si está cerca de los estacionamientos. Este cargador es lento, pero debería darte suficiente carga si lo dejas conectado toda la noche para salir el día siguiente.

Los autos eléctricos siguen siendo una novedad, y aunque la mayoría de la gente haría todo lo posible para ayudarte a encontrar un enchufe y llenarlo, quizás en algunos locales el miedo por el costo de la recarga pueda buscarte un mal rato, pregunta primero.

Tener siempre un Plan B

La mayoría de los autos eléctricos actuales ofrecen más de 350 kilómetros de autonomía, suficiente para cruzar la mitad del país sin problemas. Cuando planifiques tu ruta no trates de llegar al cargador más lejano con poca reserva de energía en las baterías. Mantén un margen cómodo que te permita llegar a un segundo cargador si tu primera opción tuviera un problema, ya sea que esté en mantenimiento, esté ocupado o simplemente no puedas utilizarlo.

Tener un segundo cargador en mente para tu recarga y la autonomía para llegar a el te darán la tranquilidad que necesitas para disfrutar de tu viaje.

No tengas miedo

Los autos están hechos para manejarlos, y los eléctricos no son la excepción. Yo también estaba ansioso la primera vez que viaje por carretera en un automóvil eléctrico, en ese entonces en México, lejos de escenarios conocidos.

Me imaginé irme quedando lentamente sin carga, o administrar para llegar al cargador que los organizadores del evento nos tenían asignados. Sin embargo, luego de varios cientos de kilómetros, no fue necesario cargar algunos de los autos y es sorprendente el buen rendimiento que logran tener.

Al igual que un vehículo a gasolina, donde no temerías en una ruta sin estaciones de combustible con el nivel bajo, todo se trata de conocer cuanta carga te queda y ser realista con lo que puedes y no puedes hacer.

Por lo demás, salgan a manejar y disfruten del verano.

0 comentarios

Comments


bottom of page