top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

455 km/h, SSC Tatuara el auto de serie más rápido del mundo

Hace algunos meses les informamos sobre como el hiperauto estadounidense SSC Tuatara de la compañía SSC North America con sede en Richland, tri-Cities, Washington logró pulverizar el récord de velocidad establecido por el Bugatti Chiron Super Sport 300+. El primer intento de récord de velocidad máxima del auto de producción de SSC tuvo lugar la mañana del sábado 10 de octubre de 2020, en las afueras de Las Vegas cerca de Pahrump, Nevada, en un tramo de 11 kilómetros de la Ruta 160. EL Tuatara logró alcanzar una velocidad media de 508,73 km/h, medida en dos carreras desde direcciones opuestas, con uno de los pases alcanzando la increíble velocidad de 532,93 km/h.

Luego de un tiempo surgían algunos rumores sobre la veracidad de este récord y el manejo de los datos del mismo, ya que algunos personajes como el famoso youtuber Shmee150, y John Hennessey, el CEO y fundador de Hennessey Performance notaron numerosas discrepancias con el vídeo y la telemetría de carrera. Debido a esto se generó una gran controversia que desde luego no era buena publicidad para SSC North America y su fundador Jerrod Shelby, mas aún cuando se le consultó a SSC acerca de los datos que la compañía solía recopilar y la misma se negó a confirmarlos.

John Hennessey un personaje que cuando se trata de dar opiniones no es tímido para nada al expresarlas, en un podcast llamado Bumper to Bumper, sin mencionar directamente a SSC, declaró que dudaba sobre el récord e incluso llegó a insinuar que no era una empresa seria.

“Los tipos serios no solo aparecen en una carretera, en una autopista o Bonneville. Y simplemente colocan una pieza de equipo de prueba y la cámara de otro tipo y dicen, bueno, tenemos el archivo pero no podemos mostrarle el archivo, perdimos el video. Pero créannos, fuimos a 400 millas por hora. Eso es una tontería”.John Hennessey, CEO y fundador de Hennessey Performance

Para agregar mas leña al fuego, SSC no sólo apareció con un auto nuevo sino que el fabricante de automóviles tenía los equipos de registro de velocidad a bordo vinculados utilizando un promedio de 15 satélites de la compañía Dewetron. Hubo más controversia aún cuando Dewetron argumentó que no podía confirmar los datos, debido a que su personal no estaba en el lugar para asegurarse de la configuración y operación correcta del equipo.

Luego de todo esta situación generada por la falta de datos, SSC admitió que el metraje de la cámara no era preciso para la carrera de velocidad. SSC decidió dar algunas explicaciones que tenían que ver con las incoherencias señaladas por el youtuber Shmee150. El hecho de que el auto supuestamente fue a 532,93 km/h (331 mph) con neumáticos de calle Michelin estándar fue algo bastante notable también y que la compañía no pudo explicar.

Un segundo intento para limpiar su nombre

La compañía norteamericana con la idea de despejar todas las dudas y silenciar las acusaciones de manipulación de imágenes del vídeo del primer intento, decidió a realizar un segundo intento que tuvo lugar en una pista no revelada en Florida el 12 y 13 de diciembre. Fue planeado para el 13 de diciembre, utilizando el mismo auto de la prueba anterior, aunque esta vez su propietario real sería el piloto. El 12 de diciembre se apartó para las carreras familiares porque el propietario tenía poco tiempo con el Tuatara. Desafortunadamente, la lluvia hizo que ese día de preparación no se realizara, por lo que todas las pruebas se llevaron a cabo al día siguiente.

La prueba estuvo llena de problemas desde el inicio, debido principalmente a los intentos consecutivos que alcanzaron hasta los 482.8 km/h (300 mph) pero que generaron un considerable aumento de la temperatura en el motor. El auto estaba cargado de aparatos electrónicos y sensores que monitorean la velocidad, la ubicación y un sinnúmeros parámetros del motor.

Todos los monitores y cableado llevaron a un segundo problema, ya que la cubierta del motor seguía quedando abierta debido a los cables colocados en el auto de un lado a otro, un inconveniente que llevó a que varios equipos de monitoreo de temperatura fueran desconectados. Eso condujo a un consumo excesivo que finalmente causó la falla de dos bujía y se detuvo la prueba.

Esta vez para convencer a todos SSC North America invitó a los youtubers Shmee150, Robert Mitchell y Misha Charoudin, pero debido a las restricciones por la situación de pandemia, sólo Mitchell pudo asistir a este nuevo intento de récord. Mitchell dijo que cinco sistemas GPS diferentes estaban en uso, incluyendo dos sistemas Racelogic monitoreados por un funcionario presente en el lugar, para certificar que todo estuviera en orden. Mitchell menciona que a pesar de que el auto tenía la potencia reducida a causa de dos cilindros muertos, el Tuatara logró alcanzar 404.3 km/h (251.2 mph), en ese momento el conductor sintió que algo estaba mal con el motor, así que dejó de acelerar.

Racelogic certifica el récord del SSC Tuatara en su tercer intento

SSC afirma que ha establecido legítimamente un nuevo récord de velocidad máxima en un tercer intento esta vez de manera oficial. En esta ocasión la compañía obtuvo acceso al Jonny Bohnmer Grounds en el LLF del Centro Espacial Kennedy en Florida y a una de las pistas de 3,7 km de largo. La prueba tuvo lugar el pasado 17 de enero, con el auto personal del Dr. Larry Caplin, un cliente de SSC, propietario del Tuatara #001. El auto contaba con equipos de telemetría de cuatro proveedores diferentes para garantizar la precisión en las dos pasadas que se realizaron para anular los efectos de las diferentes variables.

Racelogic USA fue contratado por SSC North America para proporcionar asistencia técnica con la medición. Los datos de velocidad y tiempo se recopilaron con un sistema Racelogic VBOX 3i 100Hz GNSS, con una precisión de ±0.09 km/h, según las normas ISO para la medición de velocidad. El captador de datos fue instalado y verificado por Jim Lau, Director Técnico de Racelogic USA

Caplin y el Tuatara realizaron dos pasadas en direcciones diferentes alcanzando una velocidad máxima de 460,4 km/h (286.1 mph) en 2,58 km y golpearon 392,7 (244 mph) en 1,61 km, en dirección norte. Hacia el final de la pasada en dirección sur, necesitó tan sólo 2,87 segundos para acelerar de 441 a 460 km/h (274 a 286 mph), lo que quiere decir que este auto está acelerando diez veces más rápido que cualquier otro producción en el mundo, dijo el constructor de motores Tom Nelson.

Aunque aún no se ha confirmado oficialmente la cifra, ya se coloca justo por delante del Koenigsegg Agera RS, actual poseedor del récord, sobrepasando su promedio de 444,6 km/h. Tal parece que el Tuatara puede que se haya convertido en el auto de producción más rápido del mundo. Aunque, también es cierto que el SSC Tuatara se sitúa aun por debajo de los 490 km/h del Bugatti Chiron Super Sport 300+ que, al momento de realizar su registro de récord, todavía no era un auto en fase de producción.

Los resultados obtenidos de estas pasadas con los dispositivos de medición de VBOX de Racelogic, que es reconocida como un estándar de la industria, fueron los siguientes:

  1. En dirección norte la velocidad máxima fue: 450.1 km/h (279.7 mph) alcanzado a las 2:38:09 PM EST

  2. En dirección sur la velocidad máxima fue: 460.4 km/h (286.1 mph) alcanzado a 3:28:51 PM EST

  3. El promedio de velocidad bidireccional: 455,3 km/h (282,9 mph)

Los problemas encontrados durante el intento de registro de diciembre llevaron al equipo de SSC a rediseñar el sistema de refrigeración con intercoolers más grandes, mayor capacidad de agua en los intercoolers agua-aire y mayor ventilación en el sistema de aceite. El Tuatara es alimentado por un V8 5.9 litros twinturbo, construido por Nelson Racing Engines (NRE), que entrega una potencia de alrededor de 1.350 hp con gasolina de 91 octanos y es capaz de llegar hasta 1.750 hp con E85. Esta potencia se distribuye a las ruedas traseras mediante una transmisión manual automatizada de 7 velocidades, construida en Italia por CIMA.




Para el primer pase del 17 de enero, el auto fue calibrado con una presión en los turbos de 24 PSI. Esto, junto con combustible E85, lo que le dio al vehículo una potencia aproximada de 1,500 hp y 1451 Nm de torque. Para la segunda pasada, también con E85, la potencia se elevó hasta a los 1,750 hp y 1,792 Nm de torque a 7,000 rpm, gracias a un aumento en la presión de soplado de los turbos a 28 PSI. Shelby comento a la revista MotorAuthority, que SSC hará más intentos en los próximos meses para mejorar el registro, y esto se considera parte de las pruebas de alta velocidad en curso. El CEO de SSC espera que el auto alcance los 483 km/h (300 mph) con las 28 libras en 5ta, 6ta y 7ma marcha en el mismo tramo de 3,7 km.







0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

コメント


bottom of page