top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Volvo Cars comienza las pruebas de un nuevo sistema de carga inalámbrica

Seguramente ya han experimentado la carga inalámbrica en sus celulares pero ¿Es posible hacer lo mismo con un auto? Volvo Cars está integrando y probando una nueva tecnología de carga inalámbrica en un entorno urbano real, evaluando su potencial para futuros automóviles eléctricos.

Durante un período de tres años, Cabonline, el operador de taxis más grande de la región nórdica, utilizará como taxis una pequeña flota de Volvo XC40 Recharge totalmente eléctricos y los cargará de forma inalámbrica en las estaciones de Gotemburgo, Suecia.

La prueba de carga inalámbrica es uno de los muchos proyectos descritos dentro de la iniciativa estratégica Gothenburg Green City Zone, según la cual las áreas designadas dentro de la ciudad se utilizan como bancos de pruebas reales para el desarrollo de tecnologías sostenibles.

Gothenburg Green City Zone nos permite probar nuevas y emocionantes tecnologías en un entorno real y evaluarlas a lo largo del tiempo para una posible introducción futura más amplia. Probar nuevas tecnologías de carga junto con socios seleccionados es una buena manera de evaluar opciones de carga alternativas para nuestros futuros automóviles”. Mats Moberg, director de Investigación y Desarrollo de Volvo Cars

Las estaciones de carga utilizadas en la prueba son proporcionadas por Momentum Dynamics, un proveedor líder de sistemas inalámbricos de carga eléctrica. La carga comienza automáticamente cuando un vehículo compatible se estaciona sobre una plataforma de carga incrustada en la calle, lo que permite a los conductores cargar cómodamente sin salir de su automóvil.

La estación de carga envía energía a través de la plataforma de carga, que es captada por una unidad receptora en el automóvil. Para alinear fácilmente el automóvil con la plataforma de carga, Volvo Cars utilizará su sistema de cámara de 360 ​​grados. Para los autos XC40 Recharge, la potencia de carga inalámbrica será de más de 40 kW, lo que hará que las velocidades de carga sean alrededor de cuatro veces más rápidas que un cargador de semi-rápido CA de 11 kW con cable y casi tan rápido como un cargador rápido de CC de 50 kW conectado por cable.

En total, los automóviles Volvo se utilizarán durante más de 12 horas al día y recorrerán 100,000 km por año, lo que también convierte a esta en la primera prueba de durabilidad de los automóviles eléctricos Volvo en un escenario de uso comercial.

El año pasado, Volvo Cars participó en el lanzamiento de la iniciativa Gothenburg Green City Zone, cuyo objetivo es lograr un transporte libre de emisiones para 2030. El uso de una ciudad real como campo de pruebas permitirá a la empresa acelerar el desarrollo de tecnologías y servicios en las áreas de electrificación, movilidad compartida, conducción autónoma, conectividad y seguridad.

0 comentarios

댓글


bottom of page