top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Valkyrie Racing convirtió este Porsche 356A en una bestia para la nieve Antártica

Se necesita mucho más que esquís para atravesar 573 kilómetros (o unas 356 millas) de hielo en la Antártida, especialmente si se hace conduciendo un Porsche 356A de 1956.

El proyecto de esta maquina para conquistar la nieve ha sido liderado por el ingeniero sénior de diseño Kieron Bradley, un explorador extremo con sede en el Reino Unido, quien ha pasado los últimos 18 meses rediseñando este vehículo clásico propiedad de Valkyrie Racing al tiempo que se debe asegurar de que el automóvil en sí siga siendo seguro.

El “Project 356 World Rally” es tanto una expedición como un esfuerzo humanitario, y el desafío que enfrentaran en diciembre del 2021 busca completar el esfuerzo final de una mujer, un automóvil y una misión global para acabar con la trata de niños.

La corredora y filántropa, Renee Brinkerhoff es la mujer increíblemente tenaz detrás del volante, detrás de este desafío autoimpuesto que proporciona un medio visual para que su voz se escuche, mientras busca enviar un mensaje para poner fin a la trata de personas.

Ella eligió recorrer casi 32,000 kilómetros en los siete continentes, principalmente mientras participaba en rallyes de resistencia reconocidos a nivel mundial como el Pekín-París y el rally East African Safari. Los eventos también brindaron a Renee exposición global en los medios para discutir los problemas y soluciones para su causa y mostrar su fundación benéfica Valkyrie Gives.

El éxito para Renee y su automóvil vendrá del cuidadoso equilibrio de la tecnología apropiada que hemos agregado y la reducción masiva implementada. Debido a que se pueden anticipar días completos de 24 horas de luz solar en la Antártida durante esta época del año, se podría eliminar el peso de elementos como las luces, especialmente auxiliares y los neumáticos, mientras que se puede aprovechar esto para adaptarse a la condición de la superficie de la nieve como la adición de orugas, esquís y barras protectoras, junto con un sistema de suspensión y refuerzo especializado. Kieron Bradley, ingeniero sénior de diseño

Sin embargo, el hielo gélido de la Antártida requiere un tipo diferente de preparación y mentalidad para conquistar las condiciones ambientales y climáticas extremas.

Si bien Tuthill Porsche, con sede en el Reino Unido, ha desempeñado un papel de preparación técnica en casi todos los rallies de resistencia de Brinkerhoff, la propia experiencia de Bradley como explorador polar y poseedor de tres récords mundiales proporciona la sinergia perfecta para los aspectos de ingeniería que puede ofrecer para esta empresa específica.

Bradley explicó además que si bien la masa en el 356 en general se ha incrementado, la masa por pulgada cuadrada usando el sistema de orugas y esquís, se ha reducido al menos el 4 por ciento del desplazamiento estándar de la rueda. “El esquí que hemos creado debe hacer entre el 40 y el 50 por ciento del trabajo compactando y preparando la nieve para que la unidad de orugas siga, con la hoja inferior guiando la dirección; esto asegura que las orugas no se hundirán bajo la nieve ligera”, señaló Bradley.





0 comentarios

Comentários


bottom of page