top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Uno de los tres únicos Miura SVJ personalizados está a la venta

Uno de los tres únicos Lamborghini Miura SVJ construidos de 1972, está a la venta a través de la compañía de autos clásicos Kidston. La historia del SVJ comienza en 1970 con el prototipo Miura Jota, una versión más hardcore del Miura SV desarrollado por el piloto de pruebas de Lamborghini Bob Wallace con la vista puesta en competir en la categoría J de la FIA, sin embargo, Lamborghini no mostró ningún interés por el proyecto en ese momento.

El “Jota” fue vendido y finalmente terminó siendo destruido en un accidente en abril de 1971 antes de ser entregado al comprador. Sin embargo, la noticia del Jota salió a la luz, y los clientes comenzaron a molestar al fabricante de deportivos italianos para crear sus propias versiones, que fue lo que le dio vida al Miura SVJ. El estilo agresivo del Jota destruido en aquel accidente, inspiró a construir un trío de Miura SV personalizados, que luego pasaron a ser conocidos como SVJ, para los clientes más ricos, exclusivos y exigentes de la firma italiana en aquella época.

Se fabricaron solamente tres autos y eran Miura SV nuevos convertidos en la fábrica de Sant Ágata antes de su entrega, para parecerse al auto descrito por Bob Wallace como, “Nunca construido como un auto de carreras o para competir, fue construido una mitad como un juguete y la otra mitad como una mula de desarrollo.”

Este modelo personalizado recibió muchas mejoras como, carburadores mejorados, bombas de combustible y tuberías de escape, además de una altura de conducción más baja, alerón frontal, luces de largo alcance o un arnés para el conductor. Esta unidad con el chasis #5090, es conocida como “El auto de Córcega“, en honor a Paul Ferrandi su primer propietario, un promotor inmobiliario de Córcega, amigo y buen cliente de Ferruccio Lamborghini.

El auto fue terminado en un color rojo profundo llamado Rosso Granada, cambió de manos varias veces a lo largo de los años, en un momento dado se repintó en un color gris plata. Kidston lo compró el Miura SVJ en 2010, y estuvo a cargo de un extenuante proceso de restauración que tardo tres años en completarse para regresarlo a la condición original, llevada a cabo por el ex ingeniero de Lamborghini Luca Salvioli en el apartado de mecánica y por Pietro Cremonini en el de carrocería y pintura. El auto aun conserva el interior auténtico en todo su esplendor, realizado a mano en cuero rojo, tiene hoy día 19,582 km (12,168 millas) en el cuentakilómetros.

El Sha de Irán, Reza Pahlevi ordenó el primer SVJ con el chasis #4934. Dos más fueron construidos, el segundo chasis 4990 fue para el hotelero haitiano Albert Silvera con especificaciones similares, el #5090 es el último construido, son considerados el Santo Grial de los Lamborghini. Aun no se tiene fijado un precio de salida, pero es probable que alcance un precio estratosférico, debido a sus escasas tres unidades que se contabilizan hoy en día.

Kidston no enumera un precio, pero este auto está en la categoría de un Miura SV de bajo kilometraje de 1972 que el año pasado se puso a la venta a un precio de $3.2 millones, pero con la gran diferencia en que Lamborghini construyó 150 de ellos, lo que hace del SVJ un auto mucho más exclusivo.

Cabe mencionar que el nombre SVJ fue revivido hace unos años para una edición especial y limitada del Aventador, modelo del cual se anunció hace poco su ultima edición, el Aventador Ultimae, este será el último auto de producción de Lamborghini con un V12 no electrificado.





0 comentarios

Commenti


bottom of page