top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Una lotería para premiar a los buenos conductores; el experimento sueco

Usualmente es difícil lograr que las personas reduzcan la velocidad, para lograrlo las autoridades se hacen de cámaras y multas costosas con la esperanza que esto logre mejorar la seguridad en las calles pero… ¿Qué tal si en lugar de una multa te dieran un premio?

Hace diez años en Estocolmo, se probó esta idea y más tarde en otras ciudades suecas; Helsingborg, Kalmar, Karlstad, Gävle y Umeå. Este experimento solo se realizó brevemente en Suecia entre 2010 y 2011 antes de que se suspendiera. El concepto original involucraba premios financiados con multas por exceso de velocidad, pero este aspecto de la idea de la lotería no se incorporó a las pruebas.

La idea fue desarrollada por Kevin Richardson, quien ganó The Fun Theory un concurso de ideas innovadoras patrocinado por Volkswagen en Suecia.

La idea de Richardson era lograr lo contrario a lo tradicional, que el gobierno te diera un premio por reducir la velocidad. Su idea se puso en uso en Estocolmo, Suecia y ha comenzado a dar buenos resultados

Aún existen cámaras de seguridad que multan a los infractores que exceden la velocidad máxima pero además de multarte existe algo llamado “Lotería de Radares de Velocidad” la idea de Kevin y así es que funciona:

El sistema de cámaras y radares también te advierte cuando llegas al límite de velocidad o circulas por debajo del mismo. Cuando cumples con la velocidad permitida, el sistema te registra automáticamente en una lotería. Y aquí está la parte realmente inteligente: los premios que se entregan a los buenos conductores vendrían de las multas puestas a los infractores. Aunque en la práctica no fue así, durante los días del experimento cinco personas ganaron premios en efectivo de alrededor de 10,000 coronas (unos $1,200) cada uno.

Según la Asociación Nacional Sueca para la Seguridad Vial, que trabajó con Kevin en este proyecto, la iniciativa funciona. La velocidad promedio de los autos que pasaban frente a la cámara se redujo a 25 km/h cuando el promedio rondaba los 32 km/h, mejorando considerablemente la seguridad y la gravedad de los siniestros viales.

Actualmente el sistema no está en funcionamiento, y quedo como un ejercicio social aunque con un mensaje positivo que a lo largo de los años se sigue viralizando en las redes. ¿Funcionaría esto en Panamá?.


0 comentarios

Commentaires


bottom of page