top of page
  • Foto del escritorBenjamín Chellew

Toyota amplía su apuesta por la electrificación con una inversión de $1.3 mil millones en su planta de Kentucky

Las instalaciones de Kentucky son unas de las más importante de la marca en Norteamérica, con 9,400 trabajadores y una capacidad de medio millón de autos al año.




Toyota ha anunciado una inversión de $1.3 mil millones en su emblemática instalación de Kentucky. Este proyecto eleva la inversión total en la planta a cerca de $10 mil millones y subraya la apuesta de Toyota recortar distancias con los actuales líderes en el mercado de eléctricos.


El foco central de esta inversión es la producción de un nuevo SUV eléctrico de tres filas de asientos, destinado al mercado estadounidense. Esta expansión no solo consolida la posición de Toyota Kentucky como un eje neurálgico en las operaciones norteamericanas de la automotriz, sino que también introduce una línea de ensamblaje de baterías en la planta, con baterías suministradas por Toyota Battery Manufacturing North Carolina.



La planta de Toyota en Kentucky, que inició operaciones en 1986 y da trabajo a casi 9,400 miembros del equipo, ha sido un testimonio de excelencia y dedicación. Los trabajadores de esta planta han ensamblado algunos de los modelos más icónicos de Toyota, incluyendo el Camry, el auto de pasajeros más vendido en Norte América durante 22 años consecutivos.


“La inversión de hoy refleja nuestro compromiso con la electrificación de vehículos y la reinversión continua en nuestras operaciones en EE.UU.,” señaló Kerry Creech, presidente de Toyota Kentucky. “Generaciones de miembros de nuestro equipo han preparado el terreno para esta oportunidad, y seguiremos liderando el camino hacia el futuro, manteniéndonos fieles a nuestra esencia como compañía y poniendo a nuestra gente en primer lugar durante generaciones”.


Desde 2021, Toyota ha anunciado nuevas inversiones que suman $17 mil millones en sus operaciones en EE.UU., principalmente en manufactura, para apoyar los esfuerzos de electrificación. Aumentar la capacidad de producción de BEV (Vehículos Eléctricos de Batería) en Norteamérica avanza en el enfoque de cartera de Toyota hacia la electrificación y su compromiso de fabricar donde vende.


En un contexto donde otros fabricantes de automóviles tradicionales, como Ford, han reajustado sus ambiciones en el mercado de los vehículos eléctricos para concentrarse más en modelos híbridos y de gasolina de mayor margen, la maniobra de Toyota refleja que aún en el escenario actual los vehículos eléctricos son relevantes.


0 comentarios

Comments


bottom of page