top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Swiss Clean Battery, la primera Gigafábrica de baterías de estado sólido del mundo

La recién fundada compañía Swiss Clean Battery AG (SCB) está revolucionando el mercado global de baterías con su nueva batería de estado sólido producida en serie. SCB AG, con sede en Frauenfeld, Suiza está convencida de que está dejando atrás a la competencia internacional con su producto respetuoso con el medio ambiente, seguro y extremadamente potente. Con este anuncio, Suiza se convierte en el primer país que inicia la producción en serie de esta nueva tecnología.

La transición energética hacia las energías renovables requiere de una masiva capacidad almacenamiento de electricidad, sobre todo en vista del rápido aumento del consumo de electricidad y la explosión de los costos energéticos actuales. Sin embargo, las tecnologías convencionales de baterías crean serios problemas de recursos y manejo de los residuos. SCB AG está recorriendo un nuevo camino con la producción de una tecnología nueva y sostenible, la “batería verde de estado sólido”.

Las baterías de iones de litio han revolucionado el mundo de las baterías. Pero ahora que su producción y consumo se están elevando a niveles astronómicos, el lado oscuro de este desarrollo sale a la luz, y es que se necesitan materias primas cuya disponibilidad permanente no está garantizada y algunas de ellas incluso se extraen en condiciones inhumanas. Además existen numerosos riesgos de seguridad, ya que las baterías pueden provocar incendios y explosiones difíciles de extinguir. Adicionalmente la vida útil de las baterías actuales de iones de litio es demasiado limitada, con tan solo unos pocos miles de ciclos de carga, llegan al final de su vida útil.

La batería de estado sólido de SCB soluciona parte de estos inconvenientes, ya que la misma promete una durabilidad casi infinita y tiene un 50% mejor equilibrio ambiental que las baterías convencionales de iones de litio. Este tipo de baterías es incombustible y, por lo tanto, conlleva menos riesgos el usarlas. Además, no contiene materias primas críticas como el cobalto, son profundamente resistente a la descarga y carga rápida.

Las baterías de estado sólido han sido consideradas durante años como una tecnología prometedora, que se convertirá en la sucesora de las baterías de iones de litio. En consecuencia, numerosos laboratorios y compañías de todo el mundo han decidido investigarlas. Hasta ahora, casi sin éxito, ya que no se ha sido posible desarrollar baterías lo suficientemente potentes con conductores de iones sólidos.

Un problema técnico central es llevar el conductor de iones sólidos en las celdas de la batería a una conexión estable con los electrodos. Muchos proyectos de investigación se basan en un “diseño modular” en el que las partes individuales se combinan fuera de la celda y luego se insertan en la carcasa. Esto conduce a problemas con la transición de los iones en los límites del material entre los electrodos y los conductores de iones sólidos. Después de más de 30 años de investigación básica, este problema se ha resuelto: en este nuevo enfoque de solución, el conductor de iones sólidos se crea en la propia celda de la batería, similar a un adhesivo multicomponente. Esto supera los problemas de transición en comparación con el diseño modular.

SCB AG planea en la primera fase de producción de 1,2 GWH, obtener unas ventas de 318 millones de francos suizos al cambio unos $ 336 millones. Para ello, se tiene previsto un volumen de inversión de CHF 246 millones ($ 261 millones), destinados a la maquinaria. En esta primera etapa, SCB AG empleará a 181 personas. Se construirán unos 20,000 m2 de área de producción para producir alrededor de 7,2 millones de celdas de batería por año. Además de la financiación de la deuda del sitio de producción, se planea una oferta pública inicial en la Bolsa de Valores de Zurich para octubre de 2022.

En la fase final, SCB AG asegura que será capaz de producir cerca de 7,6 GWH, gracias a una inversión de CHF 775 millones, alrededor de 830 millones de dolares al cambio actual, y prevén ventas de más de CHF 2 mil millones, mas de $ 2.1 mil millones. Para ello se construirán 100,000 m2 de superficie de producción. En esta etapa de expansión, la startup suiza planea contratar unos 1061 empleados, para producir casi 48 millones de celdas de batería por año.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page