top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Renault y Nissan redefinen su alianza estratégica con nuevo equilibrio de acciones

Renault y Nissan, dos de las marcas de automóviles más importantes del mundo, han anunciado recientemente un cambio significativo en su alianza. La alianza, que se ha mantenido por más de 20 años, ha sido fundamental para el éxito y la expansión global de ambas marcas. Sin embargo, después de una serie de desafíos, incluyendo la pandemia de COVID-19, Renault y Nissan han decidido rediseñar su acuerdo.

Esta unión, que ha crecido para incluir al miembro junior Mitsubishi Motors, fue fundada en 1999 y fue llevada durante mucho tiempo por el ex CEO de Renault y Nissan, Carlos Ghosn, y comenzó una debacle con la salida de este, luego de su arresto por cargos de malos manejos financieros a fines de 2018 y su posterior destitución como presidente de la alianza.

Carlos Ghosn | Foto de Archivo 2015

La reestructuración permitirá a Renault y Nissan operar de manera más independiente y concentrarse en sus fortalezas y oportunidades individuales. Cada marca mantendrá su propia identidad y estrategia, mientras que continuarán colaborando en áreas en las que tienen sinergias.

En el nuevo acuerdo, Renault tendrá una participación mayoritaria en la alianza, del 50,1% en Nissan, mientras que Nissan tendrá una participación del 15% en Renault. Además, se espera que la nueva estructura de la alianza permita a ambas compañías centrarse en sus fortalezas individuales y trabajar juntas en proyectos comunes para el beneficio y descubrimiento de soluciones innovadoras.

La nueva estructura también incluye la creación de una nueva empresa conjunta llamada “Alliance Global Group”. Esta empresa será responsable de coordinar la colaboración en proyectos clave, como la producción de vehículos eléctricos y la implementación de tecnologías avanzadas de conducción autónoma.

Además, Renault y Nissan también han anunciado planes ambiciosos para expandir su presencia global y fortalecer su presencia en los mercados emergentes. Esto incluye la expansión de la producción de vehículos eléctricos y la inversión en nuevas tecnologías, como la conducción autónoma.

El cambio en la alianza de Renault y Nissan es un paso importante para garantizar que ambas marcas tengan el éxito y el crecimiento continuo en el futuro, y poner nuevamente la marea a su favor. Al permitirles operar de manera más independiente y concentrarse en sus fortalezas individuales.

0 comentarios

Comments


bottom of page