top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Renault deberá hacer más recortes para salir de la ‘zona roja’

Es posible que Renault tenga que recortar más costos de lo planeado inicialmente para salir de la ‘zona roja’ y sus proyecciones de flujo de efectivo son alarmantes, dijo el nuevo director ejecutivo de la automotriz francesa en un memorando interno visto al que tuvo acceso Reuters.

Luca de Meo, un ex ejecutivo de Volkswagen que asumió el cargo de CEO de Renault en julio, escribió en el memorando a los sindicatos y al personal que generar efectivo y restaurar la rentabilidad era una prioridad inmediata.

“El objetivo es volver al camino correcto y resolver nuestros problemas más urgentes lo antes posible: tesorería y costes. Esto significa que quizás necesitemos ir más allá de lo planeado con nuestros esfuerzos de reducción de costos”, dijo de Meo.

Renault reconoció en mayo que sus ambiciones globales habían sido poco realistas y anunció planes para eliminar unos 15,000 puestos de trabajo, reducir la producción y reestructurar las plantas francesas en un intento por ahorrar 2,000 millones de euros (2,400 millones de dólares).

Según el informe de Reuters, el medio consulto al ejecutivo sobre el memorando, a lo que un portavoz de Renault dijo que De Meo estaba trabajando en un plan para transformar la compañía al enfocarse más en la rentabilidad que en los volúmenes de ventas.

Renault, al igual que su socio de alianza industrial Nissan está retrocediendo en un agresivo plan de expansión perseguido por Carlos Ghosn, el antiguo líder de la alianza y que ahora es un fugitivo de la justicia japonesa.

Ya era conocido que la crisis del Covid-19 agarraba mal parada a las empresas de la alianza (Nissan, Renault y Mitsubishi), sin una estrategia para usar las fortalezas de la alianza para salir de los problemas económicos y compartir los costos del desarrollo de vehículos eléctricos y otras tecnologías.

Para De Meo, Renault estaba en una “zona roja” ya que la pandemia había exacerbado los problemas existentes, incluida una trayectoria descendente en las ganancias desde 2018, su capacidad para generar efectivo, la caída de las ventas y nuevos modelos que no eran lo suficientemente rentables.

“Nuestras proyecciones de flujo de caja son alarmantes. Más que nunca, debemos redoblar nuestros esfuerzos para alcanzar una rentabilidad sostenible y generar flujo de caja ”, dijo a Reuters el director ejecutivo de Renault

De Meo dijo que Renault debería seguir el camino de su rival francés PSA,Coiv el fabricante de automóviles Peugeot, que se ha enfocado en recortar costos y producir gamas de vehículos más rentables en los últimos años.

“En los próximos cinco años, vamos a hacer lo que ha hecho PSA en los últimos cinco años”, señaló.

De Meo también dijo que la marca de Renault se había diluido, por lo que tendría que reducir la cantidad de productos en aproximadamente un 30% y también podría aumentar los precios de sus automóviles de pasajeros pequeños, entre un 25% y un 30%. .

El director ejecutivo pidió al personal que respaldara su plan de reestructuración. Los miembros del sindicato Renault ya realizaron huelgas esporádicas cuando se anunció la primera ronda de reducción de costos en mayo.

“Necesitaremos tomar decisiones que a veces son difíciles, pero necesarias y positivas para la empresa. Lo describiría como una revolución”, se lee en el memorando. “Esta revolución, que deben impulsar todos los hombres y mujeres de la empresa, la llamo ‘Renaulución'”.

0 comentarios

Comments


bottom of page