top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

¿Porsche se queda fuera de la Fórmula 1? Fracasan las negociaciones con Red Bull Racing

Desde que Volkswagen AG autorizó a Audi y Porsche para emprender un nuevo proyecto en la Fórmula 1, lo aficionados han tenido una gran expectativa. Audi anunció oficialmente que sería proveedor de motores aunque no confirmó con que equipo trabajará, y dejó claro que no estaría relacionado con la llegada de Porsche a la categoría y serían proyectos separados.

Nunca hubo una discusión económica. Porsche es una gran marca, pero el ADN es muy diferente. Durante el proceso de discusión quedó claro que había una falta de alineación estratégica. Red Bull ha demostrado de lo que es capaz en la F1 y, obviamente, como equipo independiente y ahora fabricante de motores, estamos deseando ir a competir contra los OEM con el tren motriz, así como con el chasis”

Desde que recibió la luz verde, Porsche había estado buscando una asociación con un equipo puntero, al que proveería la unidad de potencia para el 2026 bajo el nuevo reglamento. Aunque actualmente Red Bull Powertrains está desarrollando su propia unidad de potencia en sus nuevas instalaciones en Milton Keynes, el fabricante de bebidas energéticas y la casa de Stuttgart comenzaron negociaciones.

Según revelaciones de documentos oficiales, el acuerdo le daba a Porsche una participación accionaria en Red Bull Racing y una división de 50:50 en el proceso de toma de decisiones. Sin embargo, este último punto creó fricciones internas entre ambas partes, y el viernes Porsche anunció formalmente que las conversaciones con Red Bull se habían detenido.

Según comentarios de Christian Horner, director de Red Bull Racing la firma austriaca se distanció de la negociación principalmente porque el equipo temía que su capacidad para reaccionar rápidamente a los constantes desafíos de la F1 se hubiera visto comprometida por el enfoque más corporativo de Porsche.

Red Bull ha dejado en claro que, de seguir con las negociaciones, estas deben ser de acuerdo a sus términos, lo que hace que una sociedad accionaria ahora parezca estar cancelada. La otra opción sería que Porsche se involucre con la división de Red Bull Powertrains, aunque el fabricante alemán no quiere ser solo un proveedor de motores, como ya está confirmado que hará Audi.

Sin embargo, Stefano Domenicali, CEO de la Fórmula 1, se lo ha tomado con calma, y previo al Gran Premio de Italia señaló que hay otros fabricantes de automóviles esperando la oportunidad adecuada pero que han mantenido un perfil más bajo, quizás evitando las expectativas que levantó Porsche.

Domenicali señaló que “Solo puedo decir que Porsche es una parte integral del grupo que ha discutido y continúa discutiendo las reglas detrás de la nueva unidad de potencia que entrará en vigor en 2026. Todos hemos leído comentarios de Porsche y Red Bull, y serán ellos los que decidan qué hacer. Pero creo que nosotros, como F1, somos actualmente una plataforma muy inclusiva. También hay otros fabricantes sentados en la mesa de los ingenieros que prefieren no salir a la luz”.

0 comentarios

Commentaires


bottom of page