top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Porsche Carrera RS 2.7 de Paul Walker irá a subasta este mes

Los Porsche previos a los ochenta han comenzado a ganar valor rápidamente en las casa de subasta. Uno de los más atractivos entre los coleccionistas es el Porsche 911 Carrera RS 2.7, un deportivo del que solo se fabricaron 1,580 unidades.

Originalmente Porsche solo pensaba fabricar 500 pero fue tanta la demanda por este modelo que decidieron fabricar el triple de unidades de lo planeado. Y aunque estos Porsche pueden alcanzar un alto valor, se espera que esta unidad amarilla supere el millón de dólares cuando se presente en la próxima subasta de Mecum Auctions en Monterrey, que tendrá lugar del 18 al 20 de Agosto.

El motivo de su precio es su último propietario, Paul Walker, la estrella de la saga Rápido y Furioso, que además era un gran apasionado y coleccionista de los motores. Paul falleció trágicamente en 2013 en un accidente automovilístico mientras iba de pasajero en un Porsche Carrera GT.

Este 911 Carrera RS 2.7 salió de la fabrica con el paquete Touring, diseñado para uso en carretera, pero aún con una aceleración brutal de 0 a 100 km/h en solo 6.3 segundos, pasando a una velocidad máxima de 240 km/h. Quizás no parece mucho comparado con los Porsche actuales, pero el RS fue el automóvil de producción alemán más rápido cuando debutó en 1972, y también fue el primer modelo con spoilers delanteros y traseros. El alerón de “cola de pato” se convirtió en un icono gracias a este modelo.

Es difícil predecir el precio bajo el que se venderá este 911, los expertos señalan que podría alcanzar hasta 1.2 millones de dólares y no es una locura. Uno de los Toyota Supra MKIV que condujo Paul Walker en la primera entrega de Rápido y Furioso se subastó por $550,000 a mediados del año pasado, alcanzando una cifra récord para el deportivo japonés que, en gran parte gracias a la película, ha ganado valor entre los coleccionistas.

0 comentarios

Comments


bottom of page