top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Piëch GT, el nuevo deportivo eléctrico del hijo de Ferdinand Piëch

Piëch Automotive, una startup suiza de vehículos eléctricos fundada en 2016 por Rea Stark Rajcic y Anton Piëch, hijo del que fuera CEO del Grupo Volkswagen e ingeniero de Porsche y Audi, el difunto Ferdinand Piëch. Aunque esta compañía es no tiene nada que ver con VW, su presidente es el ex CEO VW, Mathias Mueller, las operaciones de la compañía las supervisan el ex ingeniero jefe de BMW Motorsport, Klaus Schmidt, y el ex ejecutivo de Porsche, Andreas Henke. También ha contratado a Jochen Rudat, un ex empleado de Tesla que fue responsable de establecer la red de ventas europea y al igual que Tesla, Piëch planea administrar sus propias tiendas.

El primer modelo de esta compañía fue revelado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2019 como el deportivo eléctrico Mark Zero Concept. Después de casi dos años de su impresionante debut, Piëch anunció este martes 5 de octubre que se encuentra trabajando en el desarrollo del modelo de producción, esta vez bajo el nombre de Piëch GT.

El bisnieto de Ferdinand Porsche, mantiene esa misma pasión por los autos con su ADN Piëch y ha decidido seguir los pasos de los grandes de su familia en el mundo de la automoción con su propia empresa de autos. Si todo va según lo planeado, a startup suiza de vehículos eléctricos tiene la intención de lanzar el auto al mercado a mediados de 2024 y tiene planes para lanzar una familia de productos basados en la misma plataforma, donde no solo habrá un auto deportivo sino también sedanes y SUV.

El nuevo deportivo eléctrico, que lleva el nombre en clave GT, se desarrolla en base a una plataforma modular muy flexible que tiene la capacidad de acoplar diferentes sistemas de energía incluyendo baterías, pila de combustible de hidrógeno e incluso motores de combustión. Esta flexibilidad es posible gracias a la decisión de usar una plataforma que lleva la batería montada en el túnel central detrás de los asientos delanteros, un diseño similar al que usan la mayoría de los hiperautos eléctricos.

“Hemos desarrollado un automóvil deportivo que a nosotros mismos nos gustaría comprar, y hablamos durante mucho tiempo con muchos entusiastas sobre lo que faltaba en el mercado. Queremos ofrecer un clásico moderno que no esté sujeto a los ciclos de consumo; el conductor de este deportivo debe disfrutar de cualquier minuto que pueda pasar en el auto”.Anton Piëch, cofundador de Piëch Automotive.

Este diseño de la plataforma le permitirá a a la compañia mantener la altura del auto, así como una altura del asiento del conductor más baja, lo que es ideal para un auto deportivo. La distribución del peso también será similar a la de un deportivo de motor central y en cuanto al peso del vehículo el GT marca en la bascula unas 3,968 libras y con una distribución de peso 40:60 de adelante hacia atrás.

La potencia provendrá de tres motores eléctricos, colocados uno en el eje delantero y dos en el eje trasero. Cada motor tendrá una potencia nominal de 201 hp para una potencia total combinada de 603 hp. La batería tendrá una capacidad de 75 kW/h, lo suficiente para un alcance que se acerca a las 483 km (300 millas), y según Piëch esta batería permitirá recargar al 80% en solo ocho minutos utilizando un cargador de alta velocidad. Las estimaciones de rendimiento incluyen un tiempo de aceleración de 0-100 km/h en menos de 3 segundos y de 0-200 km/h en menos 9 segundos.

La compañía también afirma que está trabajando con la compañía china de tecnología de carga Tgood para bajar ese tiempo de carga a solo cinco minutos. El desarrollo de estas celdas de batería, originalmente había comenzado en China, pero ahora se ha trasladado más cerca de Europa. En especifico a Memmingen al sur Alemania donde se encuentra el nuevo centro de pruebas de la joven compañía suiza, lo que le ha permitido llevar de manera eficiente el desarrollo del Piëch GT.

La producción se subcontratará y la estimación actual de la compañía para entregas es de alrededor de 1,200 unidades durante el primer año. Los mercados confirmados incluyen a Estados Unidos, Europa y China. Los precios aun no se dan a conocer, pero la compañía menciona que los anunciaran cuando estén cerca del lanzamiento al mercado.

A pesar de toda la tecnología, la compañía dijo que quiere que sus autos tengan una sensación atemporal, por lo que es probable que su Mark Zero tenga un atractivo de automóvil casi clásico. Sin duda, los diseñadores estaban tratando de emular algunos de los clásicos más queridos, como el Jaguar E-Type y cualquier versión clásica de los Aston Martin.




0 comentarios

Comments


bottom of page