top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

¿Mercedes-Benz fabricó el todoterreno eléctrico más extremo?

El Mercedes-Benz EQC 4×4² demuestra que la capacidad de la electrificación más allá de la carretera. Un pequeño equipo de desarrolladores ha creado este vehículo sobre la base de un EQC 400 4MATIC y es toda una locura lo que han logrado.

Lo más interesante y que es una aplicación que no habíamos visto es la de sus sus ejes multibrazo tipo pórtico o como se conoce más popularmente “portal axles”, una tecnología utilizada para aumentar la altura libre sobre el suelo en en algunos tipos de ejes motrices, donde cada rueda tiene un sistema de engranajes. Esta tecnología no es nueva para Mercedes-Benz, los Unimog son famoso por esta aplicación y Mercedes se encarga de la fabricación desde 1951.

El EQC 4×4² es un vehículo de extremos. Con él, Mercedes-Benz explora los límites y muestra que la movilidad eléctrica no es solo urbana, sino que puede concebirse también para el off-road. Este estudio se suma al que presentó la marca en 2017 con el E400 All-Terrain 4×4² y al vehículo de producción G500 4×4² lanzado en septiembre de 2015.





El EQC 4×4² demuestra que la pasión por la aventura puede combinarse con un estilo de vida sostenible. Es capaz de rodar sobre la arena del desierto y de las playas, sobre terrenos rocosos y atravesar arroyos en la montaña.

Con sus 293 milímetros de altura libre al suelo, el EQC 4×4² supera en más del doble la altura del EQC de producción (140 milímetros). Incluso un Mercedes Clase G rueda 58 milímetros más bajo. La profundidad de vadeo se ve incrementada en 15 centímetros hasta llegar a los 40 centímetros. Igualmente impresionantes son sus ángulos de ataque y salida de 31,8 y 33 grados respectivamente. A modo comparativo, el Clase G cuenta con unos ángulos de ataque y salida de 28 grados.





El sistema “Off-Road” ha sido reprogramados usando la lógica de alto rendimiento de los modelos GLC. Por ejemplo, las precisas intervenciones sobre los frenos permiten mejorar la curva de torque al arrancar sobre terreno suelto, así mismo, el sistema puede repartir la potencia con variaciones en milésimas de segundos.

Suponiendo que es construido sobre la base del EQC, podemos esperar que ofrezca la misma potencia, que nace de dos motores eléctricos con 408 caballos en conjunto y una gran batería de iones de litio que le proporciona una autonomía de 450 kilómetros y aunque por el momento es un concepto, sería una ideal genial verlo en producción.

0 comentarios

Comments


bottom of page