top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

La escasez de semiconductores continúa, esta vez afectando a GM

Los problemas relacionados con la escasez de semiconductores continúa causando un impacto negativo en la industria automotriz. Diferentes fabricantes han confirmado problemas en la producción de sus diferentes modelos, incluso algunos de ellos han tomado la decisión de cerrar algunas de sus plantas debido a la falta de estos insumos tan necesarios hoy día para la fabricación de automóviles.

A medida que la demanda de electrónica de consumo se ha disparado durante la pandemia. Este aumento de proporciones inimaginables en el consumo de estos elementos ha empujado a la cadena de suministro peligrosamente cerca del punto de quiebre. Lo que ha llevado a cierres de producción en muchas plantas América del Norte.

Siguiendo el patrón de cierres generalizados, General Motors anunció recientemente que dejará de producir en la planta de ensamble en Lansing Grand River, en Michigan, Estados Unidos, como resultado de la escasez de semiconductores. En un comunicado de prensa emitido este domingo 14 de marzo, la compañía detalla que se trata de un paro técnico a partir del 15 de marzo y que se extiende por lo menos hasta fin de mes, cabe mencionar que esta no es la única que se mantiene con cierres en su producción. Esta planta emplea alrededor de 1400 trabajadores que se encargan de la producción de modelos como el Chevrolet Camaro, Cadillac CT4 y CT5.

GM continúa aprovechando todos los semiconductores que tiene disponibles para construir y enviar sus productos más populares y demandados, incluidos camiones y SUV de tamaño completo. No se ha tomado tiempo de inactividad, ni se han reducido los turnos en ninguna de sus plantas de camiones debido a la escasez. Mencionan que continúan trabajando estrechamente con su base de suministro para encontrar soluciones para los requerimientos de semiconductores y así mitigar los impactos.

“Seguimos trabajando estrechamente con nuestra base de suministro para encontrar soluciones para los requerimientos de semiconductores de nuestros proveedores y para mitigar el impacto en GM“. Daniel Flores, portavoz de GM

Mencionan en este anuncio que se extiende el tiempo de inactividad en la planta de San Luis Potosí hasta finales de marzo, en Fairfax y CAMI al menos hasta mediados de abril. Además, la planta de Gravatai en Brasil tomará un tiempo de inactividad en abril y mayo. Según explica el comunicado, la intención es compensar la cantidad de producción perdida en estas plantas, tanto como sea posible. Este tiempo de inactividad fue contemplado el mes pasado en las discusiones de la compañía sobre las perspectivas para el año 2021.

Junto con el peaje que esto tendrá en la seguridad económica y el empleo de los trabajadores existentes, GM también se enfrenta a dificultades sustanciales y se estima que la escasez y los cierres posteriores podrían llevar a la pérdida de alrededor de 216000 vehículos. Lo que representa aproximadamente $2 mil millones en ganancias que se han ido.

Esta sigue siendo una batalla cuesta arriba, ya que se espera que los chips seguirán escaseando por lo menos hasta la segunda mitad de este año. Esto se debe sobre todo al acaparamiento por parte de los fabricantes de consolas, celulares y computadoras que a día de hoy son la mayor prioridad para los fabricantes de chips. Cabe destacar que Toyota y Hyundai pronosticaron con éxito esta escasez, y almacenaron la cantidad de componentes necesarios para mantener la produccion de sus diferentes modelos de vehiculos, en previsión de esta eventualidad.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page