top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Koenigsegg crea un pequeño pero potente inversor SIC llamado David

El desarrollo de sistemas de accionamiento motor más eficientes, mas compactos es la principal prioridad de los fabricantes de vehiculos eléctricos así como de la industria ferroviaria y de otros sectores, las compañías han empezado a usar semiconductores de potencia SiC con el fin de aumentar esta eficiencia y reducir el tamaño de los inversores que son el componente principal de estos sistemas. Las ventajas de los semiconductores SiC incluyen componentes pasivos de menores dimensiones debido a altas frecuencias de conmutación y menores perdidas en el rendimiento gracias a los valores bajos de resistencia.

Koenigsegg, el pequeño fabricante sueco de hypercars que también se ha convertido en una empresa de soluciones de movilidad de alta tecnología, aprovechando las ventajas que ofrecen este tipo de semiconductores recientemente ha presentado su nuevo inversor séxico SIC de última generación, que ha sido desarrollo internamente por la compañía para el próximo Koenigsegg Gemera y otras necesidades futuras.

“Como el inversor es más pequeño, más ligero y más potente de lo que pudimos encontrar por ahí, lo llamamos David, como en la historia de David y Goliat”. Estoy muy emocionado de que nuestro equipo de alto voltaje pueda mantenerse a la vanguardia en un panorama de movilidad eléctrica muy competitivo al más puro estilo Koenigsegg”. Christian von Koenigsegg, fundador y CEO de Koenigsegg Automotive AB.

Se trata de un inversor ultra compacto de carburo de silicio, con un peso total de solo 15 kg, y ocupa un volumen de 10 litros, con ello es capaz de proporcionar 1300 A de corriente alterna a 850 V de corriente continua en 6 fases, generando hasta 750 kW de potencia máxima (1020 hp). En configuración doble, como llevará el Gemera, tendrá doce fases (6 por motor) alcanzando una potencia total de 1,5 MW (2020 hp), que es realmente un nuevo punto de referencia para estos sistemas.

El Koenigsegg Gemera es el próximo modelo de la firma sueca, un megacar como lo han denominado ellos mismos, es un híbrido enchufable que presumirá de tecnologías nada habituales en auto de producción, incluyendo a ‘David‘ que es como la marca ha bautizado a este potentísimo pero ligero inversor. David forma parte de la nueva arquitectura desarrollada por Koenigsegg para autos híbridos que incluye motores eléctricos, baterías y controladores.

“El resultado de este nuevo tren motriz integrado de alto rendimiento es la densidad de potencia, la eficiencia y la integración del sistema de primera categoría, un escaparate de Koenigsegg que lleva la tecnología de rendimiento a nuevos niveles”.Boris Baskevitch, líder del proyecto HV Systems de Koenigsegg Automotive AB.

David se desarrolló bajo el marco regulatorio ISO 26262 y las normas internacionales de seguridad de alto voltaje. Está optimizado para entornos automotrices hostiles y diseñado para emitir bajas emisiones electromagnéticas. Se ejecuta con algoritmos y software flexibles patentados por el fabricante que se actualizan continuamente a través de OTA (over-the-air) en la nube de Koenigsegg.

Como David y los otros componentes del proyecto Koenigsegg Hybrid Vehicles Systems recientemente desarrollados son de grado aeroespacial, también existe la posibilidad de poder usarlos en aeronaves eléctricas tipo eVTOL u otros vehículos. Koenigsegg casi desde su nacimiento, ha destacado por la innovación y por aportar a sus autos soluciones tecnológicas diferentes a las de otros fabricantes. Una parte de su identidad que seguirá estando presente en la nueva etapa de electrificación de la marca.

“Estoy encantado de que podamos ofrecer esta tecnología innovadora como componentes a empresas y empresarios visionarios. Compartir estos componentes permite a Koenigsegg tener un impacto en la reducción de CO2. ¡Estén atentos para más noticias en esta área!” Christian von Koenigsegg, fundador y CEO de Koenigsegg Automotive AB.

El Koenigsegg Gemera será el primer auto híbrido enchufable de la compañía. La potencia la proporcionan cuatro motores, de los cuales uno de ellos será un pequeño motor gasolina de tres cilindros twinturbo y tecnología FreeValve (válvulas que se accionan con actuadores hidráulico-neumáticos de control electrónico), que ofrece una potencia de 600 hp y 600 Nm de par. El ‘Tiny Friendly Giant Twin Turbo Freevalve’ como lo llama Koenigsegg, estará asistido por dos motores eléctricos en la parte trasera de 500 hp cada uno, y un motor eléctrico de 400 hp que irá acoplado en el eje delantero.

En total será capaz de generar 1748 hp y 3500 Nm de par, cifras estratosféricas que le permitirán acelerar de 0-100 km/h en solo 1,9 segundos y superar los 400 km/h de velocidad tope. Este será también el primero en tener cuatro plazas y en ofrecer tracción total, el motor de combustión moverá las ruedas delanteras junto al motor eléctrico acoplado en el eje, todo ello con la transmisión Direct Drive desarrollada por la marca para gestionar la potencia. 

0 comentarios

Comments


bottom of page