top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

GM extiende sus recortes de producción por escases de microchips

La escasez global de microchips sigue impactando a múltiples industrias, entre ellas al sector automotriz. El más reciente afectado ha sido General Motors que el miércoles tuvo que extender los recortes de producción en tres plantas norteamericanas y agregar una cuarta a la lista de fábricas afectadas. Por otro lado el conglomerado Stellantis advirtió que el problema podría prolongarse hasta bien finales del año.

Según un pronóstico de GM el mes pasado, la escasez podría recortar hasta en 2 mil millones de dólares las ganancias de este año. El director financiero de GM, Paul Jacobson, señaló que los suministros de chips deberían volver a las tasas normales para la segunda mitad del año y confiaba en que el impacto de las ganancias no empeoraría.

La escasez de chips, que ha afectado a los fabricantes de automóviles a nivel mundial, se debe a una mezcla de factores, ya que los fabricantes de automóviles, que cerraron las plantas durante dos meses durante la pandemia de Covid-19 el año pasado, compiten contra la creciente industria de la electrónica de consumo por el suministro de chips.

Los consumidores se han abastecido de computadoras portátiles, consolas de juegos y otros productos electrónicos durante la pandemia, lo que ha provocado una escasez en el de suministros de chips. También compraron más automóviles de lo que esperaban los líderes de la industria automotriz a finales del 2020, lo que agotó aún más los suministros en reserva.

GM no reveló el impacto en los volúmenes ni dijo qué proveedor o piezas se vieron afectados por la escasez de chips, pero el fabricante de automóviles estadounidense dijo que tiene la intención de recuperar la mayor cantidad posible de la producción perdida.

GM dijo que extenderá el tiempo de inactividad en las plantas en Fairfax, Kansas e Ingersoll, Ontario, al menos hasta mediados de abril, y en San Luis Potosí, México, hasta fines de marzo. Además, dejará inactiva su planta Gravatai en Sao Paulo, Brasil, en abril y mayo.

El fabricante de automóviles de Detroit había extendido previamente los recortes de producción en tres plantas norteamericanas hasta mediados de marzo y dijo que los vehículos en otras dos plantas solo se construirían parcialmente. Luego de los recortes del miércoles, la firma de pronósticos AutoForecast Solutions estimó que GM podría perder más de 216,000 unidades a nivel mundial debido a la escasez.

El presidente ejecutivo de Stellantis, Carlos Tavares, dijo que el fabricante de automóviles estaba trabajando duro para encontrar suministros de chips alternativos, pero que “no estaba tan seguro” de que el problema se resolvería en la segunda mitad de 2021.

Ford Motor Co dijo el mes pasado que la falta de chips podría reducir la producción de la empresa hasta en un 20% en el primer trimestre y afectar las ganancias hasta en 2,500 millones de dólares. Anteriormente había reducido la producción de su camioneta pickup F-150, uno de sus modelos más vendidos.

Algunos fabricantes de automóviles, incluidos Toyota Motor Corporation y Hyundai Motor Company, evitaron recortes más profundos al almacenar chips antes de la escasez.

Los directivos de la industria y los políticos han presionado a la administración del presidente estadounidense Joe Biden para que adopte un papel más activo para hacer frente a la escasez de chips.

La semana pasada, Biden dijo que buscaría 37.000 millones de dólares en financiación para potenciar la fabricación de chips en Estados Unidos. Una orden ejecutiva también lanzó una revisión de las cadenas de suministro para productos críticos como chips semiconductores, baterías de vehículos eléctricos y minerales de tierras raras.

Para complicar las cosas, una severa tormenta de invierno en Texas el mes pasado mató al menos a 21 personas y provocó el cierre de varias plantas de chips.

0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page