top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

FIA emite cambios para reducir el ‘Porpoising’ ¿Quién es el verdadero beneficiado?

La carrera en Bakú, dejó en evidencia lo que sufren algunos pilotos y equipo con el ‘Porpoising’, un fenómeno que se caracteriza por un constante salto o efecto rebote en el auto cuando llega al máximo de su carga aerodinámica. Equipos como Red Bull han logrado controlarlo y sacar el máximo provecho del ‘efecto suelo’ que introdujo el nuevo reglamente de la Fórmula 1 para 2022, pero que le ha dado problemas a equipos como Mercedes-Benz y se ha manifestado en constantes quejas de Lewis Hamilton que terminó el Gran Premio de Azerbaijan con problemas de espalda.

Ante las crecientes presiones, la Fédération Internationale de l’Automobile (FIA) ha reaccionado emitiendo una nueva directriz técnica a los equipos que hace referencia a medidas tanto a corto como a largo plazo para reducir el ‘Porpoising’ en lo que podría modificar el reglamento a mitad de temporada.

Sin embargo, los cambios no entrarán en acción este fin de semana en Montreal, para el Gran Premio de Canadá la FIA se limitará a la observación y la recopilación de datos.

El comunicado de la FIA señala que “Después de la octava ronda del Campeonato Mundial de Fórmula Uno de la FIA de este año, durante la cual el fenómeno de las oscilaciones aerodinámicas (‘Porpoising’ ) de la nueva generación de autos de F1, y el efecto de esto durante y después la carrera sobre la condición física de los pilotos volvió a ser visible, la FIA, como órgano rector del deporte, ha decidido que, en aras de la seguridad, es necesario intervenir para exigir a los equipos que realicen los ajustes necesarios reducir o eliminar este fenómeno”.

La FIA señaló que “ha decidido intervenir tras consultar con sus médicos en interés de la seguridad de los pilotos”.

“En un deporte en el que los competidores conducen de forma rutinaria a velocidades superiores a los 300 km/h, se considera que toda la concentración de un piloto debe centrarse en esa tarea y que la fatiga o el dolor excesivos experimentados por un piloto podrían tener consecuencias significativas”. señala el comunicado como la principal justificación para los cambios.

¿Qué cambia con la nueva directriz técnica?

La primera medida propuesta es “un mayor control de las planchas y patines, tanto en su diseño como en el desgaste observado”.

En segundo lugar, habrá “la definición de una métrica, basada en la aceleración vertical del automóvil, que dará un límite cuantitativo para un nivel aceptable de oscilaciones verticales. La FIA aún está analizando la fórmula matemática exacta para esta métrica, y los equipos de F1 han sido invitados a contribuir en este proceso”.

La FIA agregó que “Además de estas medidas a corto plazo, la FIA convocará una reunión técnica con los equipos para definir medidas que reduzcan la propensión de los autos a exhibir tales fenómenos en el mediano plazo”.

¿Pero hasta que punto es justo este cambio? Los equipos punteros han sabido encontrar una formula para aprovechar al máximo el efecto suelo, aumentar si carga aerodinámica, mejorar su desempeño y combinado, han logrado un auto que no es agresivo con el conductor.

Mercedes-AMG por otros lado ha sufrido con el ‘Porpoising’ a tal nivel que Hamilton reportó fuertes dolores de espalda en Bakú. El equipo alemán llegó a Canadá con una serie de mejoras para enfrentar este problema. El W13 de George Russell apareció en el pitlane antes de la P1, con un nuevo piso, además de cambios a la suspensión. Mercedes ha realizó cambios en el ángulo de su barra de dirección trasera para ayudar también con el problema.

El diseño ligeramente diferente tiene como objetivo alinear mejor la barra de dirección con la dirección del flujo de aire, por lo que debería ayudar al automóvil a producir más carga aerodinámica a una altura de manejo más alta, y a mayor altura menos

Queda en duda que tan justa es la medida de hacer cambios a mitad de temporada. Los equipos que lograron desarrollar este concepto perderían parte de la ventaja competitiva que lograron sus ingenieros con la implementación del nuevo reglamento.

Max Verstappen, líder del campeonato, criticó la medida “No creo que sea correcto ahora intervenir y empezar a aplicar este tipo de reglas, si no puedes lidiar con el porpoising, tienes que subir la altura de manejo, porque es muy simple: solo aumenta la altura de manejo y no tendrás esos problemas.

“Por supuesto, el porpoising que tenemos en este momento no es agradable y no creo que sea correcto. Pero algunos equipos pueden manejarlo mucho mejor que otros, por lo que es posible deshacerse de el. No creo que tengamos que dramatizar demasiado lo que está sucediendo en este momento. Tenemos mucha gente inteligente en el deporte que puede resolver de estas cosas” añadió el neerlandés.

0 comentarios

Comments


bottom of page