top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Ferrari GTB 296; Seis cilindros hibrído, el futuro del Cavalino Rampante

Mucho se especuló del próximo corcel de Ferrari, el primer motor de seis cilindros de producción podría ser el sucesor espiritual del Dino, un nuevo modelo de entrada a la gama Ferrari.

Pero en Maranello tenían otros planes y el nuevo Ferrari 296 GTB, se convierte en la evolución más reciente del concepto berlinetta deportiva con motor central trasero, un modelo de alta gama que representa el futuro de la marca italiana.

Este deportivo representa una verdadera revolución para Ferrari, ya que introduce un nuevo motor V6 twin turbo de 663 caballos, acoplado a un motor eléctrico capaz de entregar 122 kW adicionales (167 HP). Este es el primer automóvil de 6 cilindros en la historia del Cavallino Rampante para un modelo de carretera. Sus 830 caballos de potencia combinada brindan un rendimiento excepcional y es una muestra del futuro de Ferrari para llevar la electrificación a la deportividad.




Con el nombre del modelo, que se origina de la combinación de los dos primeros números de la cilindrada total (2,992 cc) y del número de cilindros seguido de las iniciales GTB (Gran Turismo Berlinetta), una denominación que encaja con la mejor tradición deportiva de Ferrari, lo que busca el fabricante es destacar la importancia trascendental que tiene el nuevo motor V6, que es el precursor de toda una nueva era de deportivos.

De hecho, el primer motor V6 de Ferrari debutó en 1957 con el monoplaza Dino 156 F2 de 1.500 cc de. A este le siguieron en 1958 versiones de mayor cilindrada con prototipos deportivos de motor delantero como el 196 S y 296 S, y los monoplaza de F1, como el 246 F1, que llevó a Mike Hawthorn al título del Campeonato de Pilotos de F1 el mismo año.

El sistema hibrido enchufable (PHEV) del Ferrari 296 GTB garantiza una flexibilidad en situaciones cotidianas con 25 km de autonomía en modo totalmente eléctrico. El carácter compacto del automóvil y la introducción de innovadores sistemas de control dinámico, junto con una aerodinámica refinada en conjunto, permiten que el conductor perciba de inmediato la agilidad y capacidad de respuesta a sus mandos. El diseño deportivo y sus dimensiones compactas subrayan visualmente la gran modernidad del 296 GTB, que toma inspiración en modelos como el 250 LM de 1963, que representa la combinación perfecta de simplicidad y funcionalidad.

También el 296 GTB, como el SF90 Stradale, está disponible en versión Assetto Fiorano para aquellos que quieran aumentar aún más su carácter prestacional, especialmente en pista, gracias a la reducción de peso y modificaciones.

Al igual que en el SF90 Stradale, en el 296 GTB se instaló un selector para la gestión de los flujos de energía llamado eManettino junto con el tradicional Manettino para los controles de la dinámica del vehículo. El eManettino incluye cuatro modos de funcionamiento que se pueden seleccionar a través de los controles del volante:

  1. eDrive: el motor térmico está apagado y la tracción se confía al eje trasero; con batería cargada le permite viajar un máximo de 25 km a una velocidad no superior a 135 km / h

  2. Hybrid (H). Este es el modo predeterminado en el arranque. Los flujos de potencia se optimizan para lograr la máxima eficiencia y la lógica de control decide de forma independiente si encender o apagar el motor térmico. Si está encendido, este último puede ofrecer la máxima potencia y rendimiento.

  3. Performance: el motor de combustión interna está siempre encendido y promueve el mantenimiento de la carga en eficiencia, a fin de garantizar la plena disponibilidad de potencia. Este es el modo preferido cuando desea dar prioridad a las emociones de conducción.

  4. Qualify: prioriza el máximo rendimiento para mantener la carga de la batería

Assetto Fiorano

Aquellos que quieran sacar el máximo rendimiento a las características más extremas del automóvil pueden configurar el 296 GTB con las mejoras del paquete Assetto Fiorano, obteniendo así las mejores prestaciones gracias a importantes aportaciones aerodinámicas y de reducción de peso.




Entre estos últimos, destacan los amortiguadores Multimatic derivados de las competiciones GT, con ajuste fijo optimizado para su uso en pista; los apéndices de fibra de carbono de alta carga en el parachoques delantero que permiten que el automóvil obtenga hasta 10 kg más de carga vertical; y el uso extensivo de materiales ligeros como la fibra de carbono tanto en el interior como en el exterior del auto. Sin embargo, no nos hemos limitado a una mera sustitución, sino al rediseño de la estructura de algunos componentes incluido el panel de la puerta, para un ahorro total de más de 12 kg.

Finalmente, una decoración especial inspirada en el 250 Le Mans está disponible solo para aquellos que optan por el Fiorano Assetto, cuyo diseño se desarrolla a partir del parachoques delantero con un fondo que abraza la parrilla central y perfila su contorno. La sección continúa sobre el capó en forma de martillo avanza longitudinalmente hasta afectar el techo y el spoiler trasero.

Entre las opciones disponibles bajo pedido solo en el nivel de acabado Assetto Fiorano, cabe mencionar el vidrio trasero ultraligero en Lexan que eleva la reducción de peso total a más de 15 kg y los neumáticos Michelin Sport Cup2R Performance, cuyo agarre los hace especialmente adecuados para su uso en pista.

0 comentarios

コメント


bottom of page