top of page
  • Foto del escritorMario Andrés Muñoz

Estados Unidos cumple sus amenazas contra los autos eléctricos chinos

Joe Biden pasó de las palabras a los hechos y aplicó restricciones de hasta 100% de aranceles a los autos eléctricos, una medida que es considerada un temor de las autoridades estadounidenses ante una llegada masiva de productos de ese país.

China

La medida restrictiva no fue bien recibido por el gobierno chino. Estados Unidos ha cometido "más errores al continuar politizando las cuestiones comerciales y aumentando los aranceles a los productos chinos, lo que sólo infligirá mayores pérdidas a las empresas y consumidores estadounidenses", dijo este miércoles el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China Wang Wenbin.


Wang hizo estas declaraciones en una conferencia de prensa diaria cuando se le pidió que comentara los recientes incrementos en los aranceles estadounidenses a los vehículos eléctricos y otros productos chinos.


Destacó que Estados Unidos ha cometido aún más errores al aumentar estos aranceles y en su continua politización de las cuestiones comerciales.


"Esto sólo incrementará significativamente los costos de los bienes importados, infligirá mayores pérdidas a las empresas y consumidores estadounidenses y obligará a los consumidores estadounidenses a pagar aún más". Wang Wenbin Ministro de Relaciones Exteriores de China

Moody's ha estimado que el 92% de los costos de los aumentos arancelarios recaerán sobre los consumidores estadounidenses, mientras que el gasto promedio de los hogares estadounidenses crecerá en mil 300 dólares al año, indicó Wang, y añadió que las medidas proteccionistas estadounidenses generarán "mayores daños a la seguridad y estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales".


"Hemos observado que varios líderes políticos europeos han dicho que en lo que respecta a los aranceles, es una mala idea desmantelar el comercio global", afirmó.


Los nuevos aranceles sobre los automóviles chinos se harán efectivos en los próximos tres años y no sólo afectará al mundo del motor: también a productos médicos, grúas portuarias, baterías, aluminio y hierro. Según los cálculos de Estados Unidos, esto afectará a unos 18.000 millones de dólares en importaciones anuales.

Comments


bottom of page