top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Este pequeño motor eléctrico de Koenigsegg entrega 335 HP y 600 Nm de torque

El fabricante sueco de hiperdeportivos Koenigsegg ha sido un líder en el sector automotriz en el desarrollo de ingeniería, nuevas tecnologías y aplicaciones que van desde sus hiperdeportivos hasta los más modestos auto de carretera.

Su más reciente creación le podría dar un giro a la movilidad eléctrica, desarrollado para el Gemera, su nuevo motor eléctrico, apodado Quark, pesa solo 63 libras, y desarrolla 335 hp con 600 Nm de torque. Para ponerlo en perspectiva, Koenigsegg ha publicado sus fotos con una lata de una bebida energética de 330, y vaya que es pequeño.

El Quark es único en su alta eficiencia en combinación con su matriz líder en su clase de par a potencia a rpm a peso. Esto significa que, cuando se usa el Quark en aplicaciones como la marina, la aviación o VTOL, no hay necesidad de una transmisión reductora, sino que se puede lograr una transmisión directa, ya que las RPM del motor son correctas desde el principio. Los motores pequeños de altas revoluciones pueden tener una relación potencia-peso máxima más alta, pero necesitan transmisiones en la mayoría de las aplicaciones para llegar a las rpm y el torque de salida deseados, lo que provoca una pérdida de energía y agrega peso y complejidad para hacer el mismo trabajo. se pierde cualquier beneficio en tamaño”. Christian von Koenigsegg, CEO de Koenigsegg

El Quark, anunciado el lunes, combina construcciones de flujo radial y axial para ofrecer un buen equilibrio entre potencia y torque.

Koenigsegg afirma que Quark tiene una relación de torque-potencia-peso líder en la industria. Esas cifras de potencia y torque máximo solo están disponibles durante 20 segundos, lo cual es común entre los motores eléctricos. Después de 20 segundos, las cifras bajan a 134 hp y 250 Nm de torque.

Sofisticado como suele ser Koenigsegg, el desarrollo de este motor utiliza todo tipo de materiales interesantes, incluido acero de grado aeroespacial y fibra de carbono hueca (una tecnología llamada Aircore también desarrollada por Koenigsegg) para el rotor. La compañía espera que Quark encuentre un hogar en algo más que su Super GT Gemera, ya que también fue diseñado para aplicaciones aeroespaciales y marinas.

Koenigsegg también está comercializando una unidad de potencia compuesta por dos motores Quark, más su pequeño pero potente inversor y pequeños engranajes planetarios de baja relación en cada eje de salida. La unidad se llama Terrier y ofrece 670 hp y 1099 Nm en un paquete que pesa solo 187 libras y que ofrece vectorización de torque. El Terrier también se puede atornillar directamente al monocasco de un automóvil, lo que lo convierte en una solución relativamente sencilla para fabricar un auto eléctrico.

0 comentarios

Comments


bottom of page