top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

El Rimac Nevera completa su última prueba de impacto para ser homologado

El hyper eléctrico croata Rimac Nevera acaba de pasar su última prueba de choque para la certificación Euro estadounidense. Se han necesitado alrededor de 45 pruebas de impacto para que este auto eléctrico de más 2 millones de dolares que tiene una potencia de 1,914 hp (1,427 kW) y un par motor de 2,360 Nm llegue a este punto.

El Rimac Nevera debutó oficialmente en junio de 2021. Desde entonces, se le ha visto involucrado en algunas competencias de drag, dejando prácticamente desarmados a sus rivales gracias a sus prestaciones. El propio Mate Rimac incluso mostró la telemetría a bordo que estará disponible para los clientes. Sin esfuerzo, el auto hizo el 1/4 de milla en 8.7 segundos a 258 km/h. Mate promete que el hypercar eléctrico tendrá un 0-100 km/h en 1.9 segundos y el 1/4 de milla en 8.6 segundos, lo que significa que el tiempo seria menor que en las pruebas realizadas.

“El Nevera fue diseñado para sobresalir en todas las áreas, con cada componente analizado y cuidadosamente diseñado para ofrecer el mejor rendimiento posible. Durante 4 años hemos estado aplicando esa misma atención minuciosa al detalle a la seguridad del Nevera, con ingenieros trabajando incansablemente en miles de simulaciones digitales y modificaciones a prototipos, solo para ver su trabajo destruido durante el proceso de pruebas de impacto. Todos sus esfuerzos han sido absolutamente cruciales para el desarrollo del Nevera, y como esta última prueba concluye el programa de pruebas, nos acerca a finalmente poder entregar nuestro hipercar totalmente eléctrico de próxima generación a sus primeros propietarios en todo el mundo”.Mate Rimac, fundador y CEO de Rimac Group.

Sin embargo, el auto aún no está a la venta y estos eventos fueron realizados con modelos de preproducción. Esto se debe a que el auto todavía tiene que completar las pruebas de impacto que le dan la certificación en los Estados Unidos y Europa. El portal de compra y venta de automóviles en línea, carwow en su canal de YouTube nos da un asiento en primera fila para ver la prueba de final de choque, se trata de un test de deslizamiento lateral contra un poste a 32 km/h.

Esta es la prueba de choque número 45 a la que han sido sometidos los prototipos del Nevera, un proceso muy costoso, teniendo en cuenta el precio de este impresionante hyper eléctrico. Sin embargo, hay que señalar que solo fueron utilizados 10 autos para todas las pruebas. Esto se logró gracias a que dependiendo del tipo y la gravedad de la prueba, es posible reutilizar los automóviles para colisiones múltiples. Por ejemplo, el vehículo utilizado en esta prueba de impacto lateral, previamente se había usado en la de golpe frontal.

Según se puede apreciar en el video, las regulaciones europeas requieren aprobar cinco pruebas diferentes para recibir la homologación la certificación. Mientras que las regulaciones en los Estados Unidos son más estrictas, requiriendo 22 pruebas diferentes para conseguir la certificación. Además de ellas, Rimac incluye pruebas adicionales no requeridas, que permiten recopilar de datos adicionales sobre la estructura y la seguridad del vehículo. Y por si se lo preguntaron, sí, la prueba final se superó con creces y el Nevera está ahora un paso más cerca de llegar a los diferentes concesionarios al rededor del mundo.



Es un proceso muy similar a lo que compartió en un video de 2019 el fabricante de megacars sueco Koenigsegg. El costo es una gran preocupación durante el proceso de pruebas de choque de un hypercar, pero no por ello no se ha de realizar. Los fabricantes de este tipo de vehículos buscan de manera eficiente como reutilizar los autos previamente estrellados en las pruebas, lo que ciertamente ayuda a reducir los costos, aunado a ello las simulaciones extensas también son de gran ayuda en el proceso de desarrollo. Según el video, en las simulaciones por computadora de Rimac previas al accidente resultaron un 98 % precisas que los resultados del mundo real.

La seguridad pasiva del Nevera ha sido una parte importante, esta fue desarrollada por el equipo interno de Rimac, utilizando computadoras Cluster de alto rendimiento, capaces de simular digitalmente con un detalle casi perfecto los efectos del impacto de una prueba de choque en cada componente del Nevera. A pesar de que el impacto en una prueba de choque toma solo 80 milisegundos, para simularlo este proceso toma unas 20 horas de procesamiento. Una vez que los ingenieros han conseguido los resultados deseados digitalmente, hacen ajustes en los autos y los someten las pruebas del mundo real.

El Nevera fue diseñado desde el principio para ser extremadamente seguro, construido alrededor de un monocasco de fibra de carbono que se extiende entre los accesorios de suspensión delantera y trasera. El Nevera es el auto de producción más rígido jamás creado, con una rigidez torsional de 70,000 Nm por grado, que por lo general en un superdeportivo regular es de alrededor de 40,000 Nm por grado. El monocasco también forma parte de una célula de supervivencia muy rígida que ayuda a disipar la energía alrededor de los ocupantes en caso de choque. El techo de Nevera puede resistir más de tres veces el peso del automóvil.

Rimac ha sido transparente con el proceso de sus prueba de impacto, compartiendo públicamente todo, desde las primeros test de materiales, los desarrollos de prototipos y estas pruebas finales. Los miembros de los medios de comunicación también han sido recibidos activamente a lo largo de todo el viaje de creación del Nevera, la firma croata ha ofrecido una visión inigualable del desarrollo de su hipercar eléctrico desde cero.



Comments


bottom of page