top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Ducati será el primer fabricante en usar radares en sus motocicletas

La producción de la Multistrada V4 ha comenzado en la fábrica de Ducati en Borgo Panigale, pero lo más importante es que esta será la primera motocicleta en utilizar tecnología de radar delantero y trasero. La Multistrada V4 se presentará oficialmente el 4 de noviembre.

Para la cuarta generación de la Multistrada, Ducati ha desarrollado un motor V4 nuevo, ligero y compacto, diseñado para satisfacer las necesidades requeridas para un uso “aventurero” sin descuidar la emoción y la deportividad. El rediseño completo hizo posible alcanzar intervalos de mantenimiento récord para el mundo de las dos ruedas. Según Ducati, todos los detalles de este nuevo motor se darán a conocer el próximo 15 de octubre.

Pero el cambio más importante, es que Ducati implementará radares en sus motocicletas de producción, comenzando por este modelo. La adopción de estos sistemas prometen una verdadera revolución para el mundo de las dos ruedas, proporcionando mayor seguridad y asistencia a la conducción, especialmente en viajes largos por autopista.

Los radares son sistemas de ayuda avanzados capaces de apoyar y hacer más cómoda la conducción gracias a la capacidad de reconstruir la realidad que rodea a la motocicleta. El interés de Ducati por este tipo de sistemas se remonta a 2016, cuando la compañía trabajó en colaboración con el Departamento de Electrónica, Información y Bioingeniería del Politecnico di Milano para experimentar con este tipo de sistemas.

Esta primera experiencia ha confirmado la aplicabilidad de este tipo de tecnología a vehículos de dos ruedas, y ha llevado a Ducati a la creación de un paquete completo de asistencia a la conducción con dos radares que, en cuatro años, ha sido desarrollado y producido en estrecha colaboración con Bosch, socio tecnológico de la firma italiana.

Cada radar tiene dimensiones compactas (70 x 60 x 28 mm, similar a una ‘action cam’ moderna) y se integra perfectamente en la moto, pesando tan solo 190 gramos.

El radar situado en la parte delantera del vehículo controla el funcionamiento del ACC (Adaptive Cruise Control), que mediante el frenado y la aceleración controlados ajusta automáticamente la distancia (seleccionable en cuatro niveles) de otros vehículos cuando se conduce a una velocidad entre 30 y 160 km/h. Este sistema derivado de su aplicación en el automóvil se ha desarrollado de acuerdo con la dinámica y la ergonomía de un vehículo de dos ruedas.

En particular, la gobernabilidad del sistema en términos de desaceleración y aceleración está limitada para garantizar que el conductor pueda mantener un control constante de la motocicleta en cualquier situación. El sistema permite una conducción más cómoda, especialmente en viajes largos por autopista.

El radar trasero, por otro lado, es capaz de detectar y reportar vehículos colocados en el llamado ‘punto ciego’, es decir, el área no visible directamente por el conductor o a través del espejo retrovisor. El sistema BSD (Blind Spot Detection) también señala la aproximación por detrás de vehículos a alta velocidad.

Para subrayar el valor técnico y científico del proyecto de investigación, realizado conjuntamente por ingenieros e investigadores de Ducati y estudiantes universitarios del Politecnico di Milano, en mayo de 2017 se presentó una solicitud de patente sobre los algoritmos de control de este sistema. En junio de 2017, La publicación científica fue presentada en el IEEE – Intelligent Vehicles Symposium (IV) en Redondo Beach, California.

0 comentarios

Comments


bottom of page