top of page
  • Foto del escritorMario Andrés Muñoz

Detectan anomalías en las áreas de estacionamiento

Actualizado: 12 feb



En la mayoría de los 65 locales inspeccionados en la ciudad de Panamá que alquilan el servicio de estacionamientos se detectaron anomalías que perjudican a los consumidores, informó la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco). Solo en nueve cumplieron de manera satisfactoria con todos los parámetros revisados por el Departamento de Metrología de la entidad.


Entre las anomalías más frecuentes en los locales privados de estacionamientos, se encuentran el tamaño de los letreros, las condiciones para el cobro, el cobro no es cónsono con el tiempo utilizado. En muchos casos no se hace entrega de la factura respectiva que se le entrega al usuario.


Algunos de los hallazgos detectados durante este operativo de la Acodeco es que el operario registra el tiempo utilizado por el usuario con sus relojes personales y le entregan un trozo de papel con la hora escrita a mano, al retirarse el consumidor toman nuevamente la hora de sus relojes y hacen el cálculo de manera manual.


Las empresas que persisten con esa práctica han sido verificadas y orientadas en visitas anteriores, y se les ha indicado que este sistema no es aceptable, pero continúan con esta práctica.


Otra práctica detectada y que no ofrece transparencia al consumidor, radica en sistemas en los que el dispositivo de entrada suministra un tiquete o tarjeta la cual, al momento de salir, el consumidor se la entrega al operario de la caseta de cobro, quien la registra en un escáner que es parte de un sistema computarizado y el operario, al hacer este registro, le indica de manera verbal al consumidor el monto a pagar.


Con estos sistemas, el consumidor no cuenta con un mecanismo para hacer el cálculo correspondiente y corroborar si el cobro es cónsono con el tiempo utilizado. Toda la información sobre las horas de entrada y salida queda registrada en la factura fiscal que se le entrega al consumidor, posterior al pago, pero sí el mismo quiere hacer el cálculo, antes de pagar, para confirmar que el cobro sea acorde con el tiempo utilizado, no tiene la información.


La ley establece que no se permite el cobro por fracción o redondeo al alza, y en esta verificación se detectó una gran cantidad de comercios que debido a que el cobro lo hacen con la impresora fiscal, la cual está programada a dos cifras después del punto decimal, el sistema de manera automática hace el redondeo hacia el alza.


Estas impresoras son programadas por la DGI e inclusive mantienen un sello de seguridad colocado por la entidad, con el fin de que nadie la pueda manipular, es decir, interferir en la programación. Por esta razón en el cobro final se observa un redondeo al alza.


Se encontraron comercios que cobran la fracción de minuto, lo cual está prohibido por la ley, algunos lo cobran sin anunciarlo, es decir, programan los sistemas de cobro para que cobren el minuto o fracción y otros hasta lo anuncian en los letreros.


La Acodeco evaluará cada una de las actas de incumplimiento y aplicará las sanciones respectivas por incumplimiento del artículo 56 de la Ley 45 de 2007, en lo relacionado al servicio de alquiler de estacionamientos.


Los aspectos evaluados son el letrero informativo, la ubicación del letrero, el material de las letras del letrero (deben ser letras reflectivas), la información del letrero, que el cobro sea cónsono con el tiempo utilizado, que al cobrar no se haga redondeo al alza, que exista una sincronización de los relojes de todos los dispositivos de entrada y salida, las condiciones de funcionamiento de los dispositivos de entrada y salida y el mecanismo de cobro.

0 comentarios

Comments


bottom of page