top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Baidu presenta su vehículo autónomo Apollo RT6 para el servicio de robotaxis en China

Este jueves en Pekín durante el BaiduWorld2022 el gigante chino de los motores de búsquedas por internet, Baidu presentó su nuevo auto autónomo con volante desmontable, el Apollo RT6 y dice que planea comenzar a usarlo para su servicio de robotaxis a partir del próximo año, antes de que Tesla comience con la producción en masa de un auto similar en 2024. El precio del RT6 fijó en alrededor de de 250.000 yuanes o $ 37,000 casi la mitad de lo que costaba la versión con volante ordinario lanzada junio de 2021 unos $ 71,000, esto hace que la implementación a gran escala sea una realidad a corto plazo.

Baidu, con sede en Beijing, comenzó a desarrollar tecnologías de conducción autónoma en 2013 y lanzó el primer modelo de producción en masa con el fabricante estatal chino FAW Group cinco años después. También proporciona sistemas de conducción autónoma a otros fabricantes de automóviles incluidos BYD. El Apollo RT6 es la ultima generación AV del vehículo eléctrico de conducción completamente autónoma y volante desmontable de Baidu, con el que pretende liderar el servicio de robotaxis en China.

“Con los taxis robotizados nos estamos moviendo hacia un futuro en el costo de tomar un taxi reducirá a la mitad los precios de los taxis hoy día, las restricciones de tráfico pronto pueden ser innecesarias en las grandes ciudades de China. Los recortes de costos permitirían a Baidu desplegar decenas de miles de vehículos autónomos en China”.Robin Li, cofundador y CEO de Baidu.

Este nuevo vehículo autónomo ha sido diseñado pensando principalmente en los entornos urbanos complejos del gigante asiático y para ello estará equipado con un total de 38 sensores, incluidos 8 LiDAR para el sistema de medición y detección de objetos mediante láser y 12 cámaras.

La compañía asegura que la seguridad y la confiabilidad del Baidu Apollo RT6 están respaldadas por una gran cantidad de datos del mundo real, todo ello gracias en gran parte a haber realizado un kilometraje de prueba total de más de 32 millones de km. Las leyes chinas aun requieren que el modelo tenga un volante, pero este modelo fue diseñado para poder quitarlo esto permitiría que en la cabina haya más espacio que se puede configurar para instalar asientos adicionales, colocar máquinas expendedoras, escritorios o consolas de juego, entre otros elementos.

Con 4760 mm de largo y una distancia entre ejes de 2830 mm, el Apollo RT6 ofrece comodidad con asientos traseros independientes, amplio espacio trasero para las piernas de 1050 mm, un piso puramente plano y un sistema de interacción inteligente. El exterior del Apollo RT6 presenta un aspecto revolucionario que integra a la perfección sensores en el techo solar junto con luces interactivas y puertas correderas eléctricas inteligentes para mejorar aún más la experiencia de conducción.

El Apollo RT6 posee un sistema de conducción autónoma de nivel 4, cuenta con 1200 TOPS de potencia de cálculo y una arquitectura de sensor robusta para entornos urbanos complejos, lo que significa que no requiere de intervención humana. El vicepresidente corporativo sénior de Baidu, Zhenyu Li, dijo que la capacidad de conducción autónoma actual del auto es equivalente a la de un conductor con 20 años de experiencia al volante.

Es también el primer modelo de vehículo construido sobre la plataforma Xinghe, una arquitectura automotriz diseñada por Baidu, especialmente desarrollada para la conducción totalmente autónoma. La creación del Apollo RT6 marca un hito para que Baidu logre su objetivo de proporcionar soluciones de movilidad más seguras, ecológicas y eficientes. Como el proveedor de servicios de robotaxis más grande del mundo, Apollo Go se ha expandido a 10 ciudades en China desde su lanzamiento en 2020, incluidas todas las ciudades de primer nivel, y ha proporcionado más de 1 millón de pedidos.

Los fabricantes de autos y las empresas de conducción autónoma a nivel mundial están compitiendo para poner sus tecnologías sin conductor en uso comercial en el menor tiempo posible, al igual que trabajan para reducir los costos de las mismas. Cabe destacar que todavía existe la necesidad de persuadir a los gobiernos para que levanten las regulaciones impuestas a tales servicios en el mundo real, ya que China y los Estados Unidos aún no han aprobado el uso generalizado de vehículos totalmente autónomos.

0 comentarios

Comments


bottom of page