top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

AVL Racetech construye un motor de combustión de hidrógeno para carreras

Los motores de hidrógeno tal vez son la única salvación posible que pueda evitar la muerte de los motores de combustión, una tecnología en la que hoy día ya se han embarcado varios fabricantes y proveedores del sector automotriz. De ellos, la más reconocida es Toyota primera marca en anunciar el desarrollo de un motor de combustión de hidrógeno, pero no ha sido la única.

Durante los últimos meses, hemos visto varios anuncios de, motores preparados para consumir hidrógeno, incluido el segmento de los superdeportivos. Ahora AVL, una consultora de ingeniería con su departamento de competición AVL Racetech se suma a este grupo, al presentar un sofisticado propulsor de hidrógeno con un rendimiento excepcional que pretende revolucionar el mundo Motorsport y en el futuro, la industria automotriz.

AVL ofrece desde simulación, virtualización y automatización de pruebas para el desarrollo de productos hasta ADAS y software de vehículos. La compañía combina soluciones informáticas, de software y tecnológicas de última generación y altamente escalables con su know-how de aplicaciones, ofreciendo así a los clientes amplias herramientas en áreas como Big Data, Inteligencia Artificial, Ciberseguridad o Sistemas Embebidos.

“Lograr valores de rendimiento a nivel de automovilismo con un motor de combustión interna de hidrógeno es un desafío técnico increíblemente complejo. Pero nuestro prototipo demuestra que se puede hacer. La tecnología básica de un motor de gasolina y un motor de combustión de hidrógeno es muy similar, en contraste con la tecnología de pila de combustible. Es por eso que nuestro concepto también encaja muy bien con el enfoque económico de las carreras de clientes, ya que las adaptaciones requeridas son muy sencillas”.Paul Kapus, Gerente de Proyecto y de Desarrollo, Spark Ignited Engines & Concept Cars en AVL.

La compañía austriaca que desde hace años trabaja con sistemas híbridos y eléctricos, es una de las que se niega a renunciar a la combustión tradicional, para ello está utilizando su experiencia en el campo del hidrógeno para evitar la desaparición de esta propulsión. Es también una de las principales empresas del mundo en el desarrollo de movilidad en la industria automotriz. La compañía también ofrece conceptos, soluciones y metodologías desde la fase de diseño hasta la producción en serie con arquitecturas y soluciones de plataforma de vehículos, incluidos nuevos sistemas de propulsión.

AVL trabaja con clientes en más de 17 series de carreras en todo el mundo, en ingeniería, pruebas, simulación y fabricación para equipos que van desde la Fórmula 1, Nascar hasta el MotoGP. Su división deportiva AVL Racetech es la encargada desarrollar y construir un nuevo motor de carreras de combustión de hidrógeno. Con este motor, AVL pretende demostrar que es posible lograr un motor de alto rendimiento con esta tecnología.

“Somos precursores en muchos aspectos del automovilismo con AVL Racetech, y ahora hemos tomado la decisión de convertirnos en líderes en el área de motores de combustión de hidrógeno también. Es por eso que estamos construyendo nuestro propio motor de carreras por primera vez en los más de 20 años de historia del departamento de automovilismo de AVL. Esperamos poder presentar este motor de hidrógeno en la primavera de 2023, y confiamos en que la tecnología de combustión de hidrógeno desempeñará un papel importante en el logro de un futuro sin carbono en el automovilismo”. Ellen Lohr, Directora de Motorsport en AVL.

La innovadora unidad de potencia presentada por AVL Racetech es un motor combustión interna de 2.0 litros turbo, alimentado solo por hidrógeno, con inyección inteligente de agua que le permite alcanzar un alto rendimiento. A diferencia de otros motores de combustión interna de hidrógeno, que generalmente funcionan con combustión pobre, el de AVL lo hace con solo una ligera combustión magra puede generar alrededor de 201 hp (150 kW) por litro.

Para lograr este rendimiento, AVL Racetech transfirió el principio de inyección de agua al motor, que consiste en un inyector que dispara agua adicional en el aire de admisión del motor, lo que aumenta la presión de sobrealimentación. Además, el líquido que se evapora tiene un fuerte efecto de enfriamiento en la cámara de combustión.

El diseño de los inyectores y válvulas requiere un conocimiento preciso del comportamiento del sistema con todos los flujos de aire, combustible y gases de escape, para lo cual AVL utiliza sus modelos de simulación probados y cálculos de flujo 3D. Esto también garantiza que no se excedan los límites mecánicos del motor y que se cumplan los altos estándares de seguridad del automovilismo.

0 comentarios

Comments


bottom of page