top of page
  • Foto del escritorEdsson Araúz

Arranca el Rally Dakar 2022, la prueba más dura del automovilismo

Los pilotos más aventureros del mundo se han dado cita por tercer año consecutivo en Arabia Saudí, para disputar la cuadragésima cuarta edición del Rally Dakar.

Tras la lluvia de la noche anterior en Ha’il y todo el norte de Arabia Saudí, los primeros en salir con el sol del alba dejaron el vivac envueltos en la bruma. En el recorrido, arena y montañas con altura máxima de 1,500 metros, en unas estribaciones famosas a nivel mundial por las pinturas rupestres que albergan.

Pese a encontrar piedra y roca en algunos tramos de la etapa, las pistas arenosas ocupaban un 85 % de la especial, de las que un 4 % eran directamente dunas. Cuando se observan los 333 km de tramos cronometrados, esas cifras cobran un sentido muy distinto al de los meros porcentajes.

David Castera, Director del rally Dakar, ya había avisado de estas condiciones en la reunión informativa de la víspera de la partida; Los pilotos debían estar preparados para “entrar de lleno en la carrera”.

La primera etapa era para no perder posiciones, pero el camino no era nada fácil, aún así los pilotos debían defender las posiciones que lograron en la clasificación de la etapa prologo.

Como cabía esperar, el australiano Daniel Saunders eligió salir en 15ª posición según lo permitido por el nuevo reglamento del Dakar, pero se ha dedicado a rebasar uno a uno a los 14 anteriores hasta llegar primero a la línea de meta de la especial.






El mejor tiempo, fue para el piloto de GasGas, con 2’07’’ de ventaja sobre Pablo Quintanilla. El chileno de Honda cerró el fin de semana 2º de la general, a 3’07’’ del doble vencedor de la etapa. Por detrás, Matthias Walkner ha superado la barrera de los dos minutos, mientras que muchos de los favoritos se han quedado más atrás pero en competencia en medio de lo impredecible del Dakar, con Kevin Benavides está a 36’, Joan Barreda a 41’, Toby Price a 47’ y Nacho Cornejo a 53’ escoltando a los líderes.

Nasser Al-Attiyah salió como un emperador en la 10ª posición. De hecho, se limitó a quitarse de en medio cuanto antes a los nueve automóviles anteriores. Sébastien Loeb, el único que pudo seguirle el ritmo, decidió con mucho juicio que lo mejor era ponerse a ritmo de la pareja formada por Al-Attiyah y Baumel, los cuales no han cometido ni un solo error de navegación.

El campeón catarí dispone ya de 12’ de ventaja sobre Loeb, y si bien Martin Prokop logró salvar algo los muebles, la mayoría de sus rivales mordieron el polvo sin piedad. De hecho, la diferencia es irrecuperable para los Audi de Stéphane Peterhansel y Carlos Sainz. En la categoría de los Prototipos Ligeros, Quintero sigue dando un buen espectáculo, pero el partido aún no ha acabado porque “Chaleco” López sigue al joven estadounidense en la general a 1’58’’. En los SSV, el dominio sigue siendo polaco, pero Aron Domżała ha reemplazado a Marek Goczał en lo más alto de la clasificación. El azul de los Kamaz sigue dominando en camiones y el campeón vigente Dmitry Sotnikov ha recortado la distancia con Eduard Nikolaev, pero Aleš Loprais ha logrado colarse en la 3ª posición para romper la monotonía cromática.

Peterhansel y Sainz en problemas abordo de los Audi

Stéphane Peterhansel, 14º en la general al término de la especial clasificatoria del sábado, pudo aprovechar al máximo las trazadas de sus rivales para remontar puestos con rapidez desde el principio de la etapa.

Tras pasar entre los líderes por el primer punto de cronometraje, la especial se ha frenado en seco para Monsieur Dakar en el km 153 cuando se le ha roto el eje trasero del Audi RS Q e-tron. Aunque el francés no ha tirando la toalla, parece claro que su 15ª victoria en el Dakar no llegaría este año.

En el equipo Audi, los percances no han acabado ahí, puesto que Carlos Sainz ha perdido más de dos horas al extraviarse a la altura del km 250. Para “El Matador”, relegado ahora al 32º puesto de la general, un nuevo triunfo en el Dakar parece cada vez más un espejismo inalcanzable.

202 Sainz Carlos, Team Audi Sport Foto: DPPI

“Estoy muy decepcionado con la etapa porque había un sitio en el que ponía rumbo medio 10 por un camino, y en ese camino en vez de ir rumbo 10 a veces iba 300. Pensábamos que estaba mal y hemos ido y vuelto varias veces. Nos encontramos con muchos coches, motos y quads haciendo lo mismo”, dijo el español, que como otros pilotos, está teniendo problemas con el nuevo roadbook digital del Dakar.

“Había mucha gente que no entendía lo que ocurría. ¿Cuánta gente se ha perdido ahí? O somos todos muy tontos o en fin. Son muchos Dakar ya; estoy muy decepcionado”, añadió Carlos, según recoge la agencia de noticias EFE. “Si el Dakar quiere hacerlo así, y que el segundo día de carrera pase lo que ha pasado, es una pena”

0 comentarios

Comments


bottom of page